Se encuentra el presidente AMLO con Fuerzas Armadas

Ciudad de México.- Este domingo en el Campo Marte se lleva a cabo la ceremonia de salutación de las Fuerzas Armadas al presidente Andrés Manuel López Obrador, su comandante supremo; como lo informó la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Están presente también el General Luis Crescencio Sandoval González, titular de la Sedena, junto con el Almirante José Rafael Ojeda Durán, titular de la Secretaría de Marina (Semar).

Esta ceremonia es para dar inicio de las actividades de cada Secretaría antes mencionada bajo la nueva gestión de Andrés Manuel López Obrador.

«No lo defraudaremos» dijo en su mensaje al presidente el General Luis Cresencio Sandoval González, secretario de Defensa Nacional. «Juntos haremos más por nuestra nación. La transformación ha iniciado y nos motiva a darlo todo por nuestro país. Juntos, los mexicanos, haremos historia por el bien de México».

Por su parte, el Almirante José Rafael Ojeda Durán destacó «Nuestro México hoy inicia una nueva etapa de su vida. Como bien se ha dicho, una época de cambios. Este nuevo México que hoy renace, se hace acompañar por un presidente que entraña la esperanza de toda una nación; la esperanza de todo un pueblo».

El presidente López Obrador se dirigió a las máximas autoridades de la Secretaría de la Defensa y la Secretaría de Marina. Dijo: «Espero que pronto, estas dos importantes instituciones nos ayuden, una vez si así se decide en el Congreso, que se reforme la Constitución para que podamos integrar la Guardia Nacional y, tanto la Secretaría de la Defensa como la Secretaría de Marina, nos apoyen como siempre lo han hecho en otras tareas, para garantizar en el país la paz y la tranquilidad; atendiendo también funciones de seguridad pública».

«Ya en otras ocasiones lo he explicado. Ayer mismo, hablé de que son pocos los elementos que se tienen para atender el problema grave de la inseguridad que se padece en el país. Se creó hace 20 años la Policía Federal con el propósito de que las Fuerzas Armadas no intervinieran, como lo establece la Constitución, en tareas de seguridad pública. Pero no pudo consolidarse ese agrupamiento», señaló el presidente.

«Son en general, 40 mil elementos y no todos pueden ser utilizados para labores de seguridad pública. Se cuenta en realidad con 20 mil elementos. De eso dispone el presidente de la república para enfrentar el problema que más preocupa a los mexicanos. Hay más elementos incluso en la Ciudad de México que, en cuatro corporaciones, tiene 80 mil elementos. Esto no puede continuar así», puntualizó.

«Por eso, de manera directa y transparente, estamos planteando que se reforme la Constitución para que el Ejército y la Marina puedan ayudarnos en labores de seguridad pública. Unir la Policía Militar, la Policía Naval, la Policía Federal y conformar la Guardia Nacional. Si esto se permite, ya tendríamos de entrada más elementos», expresó.

«Tengo el informe de que hay alrededor de 30 mil elementos en la Policía Militar y se puede contar de inmediato con 10 mil efectivos de la Policía Naval, más 20 mil de la Policía Federal. Así ya tendríamos un cuerpo para atender la inseguridad, que estaría formado por 60 mil elementos. Esto en el corto plazo porque, en una segunda etapa, convocaríamos a que miembros del Ejército y la Marina pudieran unirse a esta Guardia Nacional, en las mismas condiciones laborales. Además, respetando grados, disciplina, antigüedad».

«En una tercer etapa se ampliaría la convocatoria a jóvenes para reclutar a nuevos elementos y cubrir todo el territorio nacional con la creación de 266 coordinaciones ubicadas en las distintas regiones de México, para que se garantice la paz y la tranquilidad de los mexicanos. Esta es una reforma para el Estado Mexicano, para las instituciones y para las Fuerzas Armadas; porque tenemos siempre que ajustarnos a los nuevos tiempos».

«La renovación es indispensable. Hay cambios y nosotros tenemos que actuar en consecuencia. Vamos a seguir manteniendo desde luego la labor de defensa de nuestro territorio. Pero ahora, el pueblo de México necesita de sus Fuerzas Armadas para atender este problema grave de la inseguridad y de la violencia. Hemos optado por este plan porque le tenemos confianza a las Fuerzas Armadas. Ya lo he dicho y lo reitero ahora. El soldado, el marino, son pueblo uniformado».

«Hace unos días, estuve en una ceremonia parecida. Hablé acerca de que, cuando revisé los expedientes de los generales en activo para decidir quien sería el próximo secretario de la defensa, me llamó la atención que, cuando se inscribieron los generales en activo al Colegio Militar, la mayoría manifestó ser hijo de campesinos, obreros, mecánicos, comerciantes y soldados».

«Nuestro ejército de arriba, sus oficiales hasta sus soldados, hasta la tropa, tienen un origen popular. Son ejército del pueblo. Y si nos remontamos en la historia, encontramos que este Ejército se constituye en 1913, después del vil asesinato de un presidente bueno, apóstol de la democracia: Francisco I. Madero, un gobernador que hay que recordar. Por eso fue el único que se reveló como lo hizo también el legislador Belisario Domínguez; como muchos otros».

«Este Ejército siempre ha sido leal a la autoridad civil y nunca se ha puesto en contra de un presidente civil; esto caracteriza también a nuestra Fuerza Armada».

«Tengo confianza también en las Fuerzas Armadas porque han actuado con responsabilidad y no se han mezclado o inmiscuido en negocios que se hacen a la sombra del poder. Los generales, los almirantes, no forman parte de la oligarquía».

«Los convoco para que todos juntos logremos resolver el problema de la inseguridad y de la violencia y que se disipen las dudas, pensando que esta decisión tiene que ver con medidas autoritarias, represivas. Esta es una gran institución y tiene escuelas para formar a sus integrantes, sus miembros, de acuerdo a las nuevas circunstancias, los nuevos tiempos. Estoy seguro que se va a reforzar la formación en todo lo que tiene que ver con el respeto a los derechos humanos y se fortalecerá la formación para cumplir con los protocolos en el uso de la fuerza».

«Es un giro, un cambio, una reforma para bien de México y también para bien del Ejército que sigue teniendo, a pesar de que en los últimos tiempos ha sido utilizado para tareas ingratas que le han producido ciertos desgastes; a pesar de todo eso, son las instituciones con más apoyo popular».

El presidente López Obrador salió de su domicilio en Tlalpan sin mayores dispositivos de seguridad rumbo a Paseo de la Reforma, pues es el primer presidente de la época moderna en no contar con la protección del Estado Mayor Presidencial.

La ceremonia dio inicio a las 10 horas de este domingo en el Campo Militar Marte, en la Ciudad de México.

El titular del Ejecutivo las 17:30 horas estará en la Plaza Lerdo, del centro de Xalapa, Veracruz, acompañado por el gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Por otra parte, hoy en lo que fuera el Hangar Presidencial, el secretario de Hacienda y Crédito Público Carlos Urzúa, dará a conocer el plan de venta del avión presidencial Boeing 787-8 José Ma. Morelos y Pavón (TP-01), que saldrá el lunes del país para ser puesto en venta a través de una licitación.

Con información de agencias, La Jornada, Reporte Índigo y Cuadratín.

Noticias relacionadas

Accesibilidad