Sedena y H&K en México, falsificaron documentos para exportar armas alemanas prohibidas

Alemania.- Documentos oficiales de exportación que fueron obtenidos por diputados federales alemanes del partido Los Verdes, probarían que la Secretaría de la Defensa (Sedena) y un funcionario de la empresa Heckler&Koch (H&K), introdujeron de manera ilegal armamento alemán en el estado de Guerrero.

De acuerdo con SDPnoticias.com no está claro que dicho arsenal fuera empleado contras los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos el 26 de septiembre de 2014, sin embargo, existen pruebas de que la policía municipal de Iguala dispuso de los rifles de asalto, así como que dichas armas formaron parte del ataque contra estudiantes en 2011.

La información fue publicada por TAZ, quien detalla que las autoridades mexicanas han ocultado la localización del arsenal con información apócrifa en los documentos de exportación, según se desprende de una carta entregada por el Ministerio Federal de Economía (BMWi) al Diputado federal Hans-Christian Ströbele, de Los Verdes.

Los rifles G36 de H&K terminaron en Guerrero, pese a que las autoridades alemanas de exportación habían negado de manera explícita un permiso para el estado, «México, ha violado los principios políticos del Gobierno Federal Alemán para la exportación de armas de guerra y otros equipos militares”, señaló Ströbele, quien también pidió que no se apruebe la exportación de más armas hacia nuestro país.

El 18 de enero, el titular de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade, afirmó que no dispone de información sobre incautación de fusiles alemanes vinculados a la desaparición de 43 normalistas, tema que levantó polémica en Alemania; sin embargo, documentos de la PGR y la CNDH comprueban lo contrario.

Armas alemanas tras ataque a normalistas en Autopista del Sol

Desde 2010, se denunció en Alemania a la compañía H&K, pues la mitad de sus 10 mil rifles de asalto que fueron exportado a México entre 2006 y 2009, fueron enviados a regiones prohibidas.

En Guerrero, las autoridades policiales incautaron 1,924 armas, lo cual hizo sospechar acerca de la colusión entre los funcionarios con una red delictiva del crimen organizado.

«Los documentos fueron alterados en México, en acuerdo con un representante comercial de H&K que reside allí”

En opinión de Ströbele, los mecanismos de control son insuficientes, pues el gobierno federal exige únicamente, una confirmación por escrito del usuario final de las armas exportadas.

Fuente: SDPnoticias

Comenta

Noticias relacionadas

CDMX: refugiadas afganas dan paseo en bicicleta

lunes 20 de septiembre de 2021

Accesibilidad