Foto: Cuartoscuro

Semar niega que agentes de EU colaboren con Armada Mexicana

México, DF.- La Secretaría de Marina (Semar) negó categóricamente que autoridades americanas o de cualquier otro país hayan participado con personal de la Armada de México en operaciones tácticas en campo en contra de la delincuencia organizada, utilizando uniformes y armamento mexicano, publica Excélsior.

En un comunicado, la dependencia se refirió a las diversas versiones publicadas “en medios de comunicación que tienen como base un artículo de Wall Street Journal, titulado ‘U.S. Marshals Service Personnel Dressed as Mexican Marines Pursue Cartel Bosses’”.

En ese sentido, reconoció la estrecha colaboración entre personal naval mexicano y autoridades de las agencias estadunidenses que se da a través de transferencia de información operativa, así como de apoyo en adiestramiento y entrenamiento del personal.

“Nuestra institución adquiere constantemente equipo sensible de alta tecnología del gobierno americano, lo cual requiere de instrucción en campo y que usualmente es impartida por elementos, entre otros, del servicio Marshal”, explicó la secretaría.

Precisó que en el incidente referido en la prensa, donde se manifiesta que un agente del servicio Marshal fue herido en un enfrentamiento en el estado de Sinaloa.

“Se confirma la veracidad de la citada información, con la particularidad de que dicho incidente ocurrió en una sesión de entrenamiento al personal de la Armada de México.

“Dicho agente herido, posterior a su atención médica local, fue canalizado a los servicios médicos de su país, donde continuó con su recuperación”, agregó.

El diario estadunidense aseguró que el Cuerpo de Alguaciles estadunidense también ha hecho sobrevuelos en Guatemala, y que hace unas semanas ya preparaba otra de sus misiones en México.

Las sospechas sobre la participación de agentes estadunidenses en suelo mexicano resurgió en febrero pasado, cuando fue detenido en Sinaloa el capo Joaquín El Chapo Guzmán, entonces el narcotraficante más poderoso y buscado del mundo.

Otro controvertido caso fue el operativo Rápido y Furioso, realizado por la Oficina para el Control del Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego estadunidense entre 2009 y 2010, y que consistió en permitir el tráfico de unas dos mil armas de alto poder de Estados Unidos a México con la intención de rastrearlas, pero muchas de esas armas se perdieron de vista en manos de criminales.

Con información: Excélsior

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad