FOTO: Notimex

Será objeto de investigación reunión de obispo con narcos, advierte Segob

Ciudad de México.- La Secretaría de Gobernación investigará la reunión que el obispo de Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel, sostuvo con líderes del narcotráfico, anunció el titular de la dependencia, Alfonso Navarrete Prida.

Precisó que la intención es saber “qué medidas tomar en el marco de nuestra legislación” y dio a conocer que se reunirá con la Conferencia del Episcopado Mexicano y el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar, para hablar sobre el tema.

En conferencia de prensa que ofreció tras reunirse con la comisión Bicameral de Seguridad Nacional, el titular de Segob aclaró que respeta la decisión de un actor social, como lo es un obispo, pero insistió en que la ley no es negociable.

“En relación al tema del obispo, yo dialogaré con la Conferencia del Episcopado Mexicano y con el arzobispo primado de México. No conozco el contexto, no conozco cómo se desarrolló (el encuentro), más que una información de carácter periodístico.

“Tengo yo que consultarlo y, desde luego, sabremos exactamente qué ocurrió y qué medidas, si es necesario, se tendrían que tomar en el marco de nuestra legislación y las instituciones que tienen como finalidad la actividad religiosa”, explicó.

Comentó que posiciones como las del candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, de apoyar el diálogo con el crimen organizado deben ser respetadas, pues “cualquier pronunciamiento que vaya en aras de transparentar y que el electorado sepa quién es cada quien debe tomarse con muy buenos ojos”.

Insistió: “Lo que es un hecho es que no existe posibilidad alguna de negociar la ley, porque hay familias, porque hay víctimas, porque hay familias que han sufrido, porque hay comisión de delitos.

“Podemos entender y respetar la buena voluntad de cualquier actor social, al que mucho respetamos, pero como gobierno no existe posibilidad alguna de negociar la ley. Ésta se acata y se cumple. Y quien generó delitos debe enfrentar procesos frente a un juez y resarcir a las víctimas en todos los derechos que fueron vulnerados”.

CARAVANA

Sobre la caravana de migrantes, Navarrete Prida puntualizó que ésta no se disolvió por un tuit del presidente de EU, Donald Trump.

“La decisión de desmovilizar una caravana no le corresponde a un gobierno, le corresponde a los propios migrantes (…) ¿Qué hizo el gobierno mexicano? Mostrar actitud de diálogo y de proyección,  de respeto a los derechos humanos permanente, dar entradas temporales para que puedan retornar a sus países de origen, garantizar trato humanitario a mujeres con niños y embarazadas…

“Y con esto se logró un acuerdo que tuvieran por cumplidos sus objetivos y desmovilizarse. Esto no fue por un tuit, ni creo que le hicieran caso a un tuit emanado de donde fuera. Fue producto de nuestra leyes soberanas”, explicó.

 

Con información de: Milenio

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad