Será SEDENA administradora de Santa Lucía

México. – Andrés Manuel López Obrador anunció que las ganancias que se obtengan de la operación del nuevo aeropuerto de Santa Lucía serán para la Secretaría de la Defensa Nacional.

Andrés Manuel López Obrador anunció ayer que las ganancias que se obtengan de la operación del nuevo aeropuerto de Santa Lucía serán para la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y que los recursos que se obtengan de la venta de las aeronaves serán para financiar la Guardia Nacional.

Durante un desayuno que tuvo con fuerzas militares en la Base Aérea Militar Número 1, por el 104 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana, el mandatario se comprometió a mantener la operación de la pista militar y las unidades habitacionales.

Anunció también que el nuevo aeropuerto civil llevará el nombre de “Felipe Ángeles”, como el héroe revolucionario, además de que la pista militar llevará el nombre de “Salinas Carranza”, uno de los pilotos más importantes, pionero de la Fuerza Aérea.

“tenemos el compromiso de tener funcionando el nuevo aeropuerto a más tardar en tres años y por esta decisión, que en momentos se tornó polémica, porque significa cancelar la construcción del aeropuerto de Texcoco, nos vamos a ahorrar alrededor de 100 mil millones de pesos”, comentó.

Agregó que “este nuevo aeropuerto va a estar administrado por la Secretaría de la Defensa Nacional, desde luego con la normativa de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, pero la renta, los beneficios del nuevo aeropuerto civil de Santa Lucía van a ser transferidos a la Sedena para fortalecer las finanzas de esta institución tan importante para el desarrollo de nuestro país”.

Para tener más capacidad de transportación, el Presidente añadió que se podría también tener un nuevo aeropuerto en Tizayuca, Hidalgo.

“Estamos también viendo la posibilidad de disponer en el mediano-largo plazo de un terreno en Tizayuca, de 900 hectáreas. Ahora nos van a sobrar terrenos para resolver el problema de saturación del actual aeropuerto”, adelantó.

Al terminar el desayuno, López Obrador hizo un recorrido por el área de maniobras donde se encuentran estacionadas las aeronaves que busca vender, acompañado de los gobernadores del Estado de México, Alfredo del Mazo, y de Hidalgo, Omar Fayad.

En entrevista, el mandatario explicó que se invertirán 3 mil millones de pesos para la modernización del actual aeropuerto internacional Benito Juárez (AICM). Sobre Tizayuca, puntualizó que “serviría para dejarlo como una opción, como una alternativa de muy largo plazo”.

Con información de El Financiero.

Noticias relacionadas

Accesibilidad