Foto: Redacción

Sindicato de controladores aéreos reporta al menos 30 incidentes de aviones

MÉXICO.- El Sindicato de Controladores de Tránsito Aéreo denunció que desde hace tiempo habían dado a conocer esta situación y que los incidentes en el espacio aéreo del Valle de México son provocados por una gestión incompetente y corrupta de Víctor Hernández Sandoval, quien renunció, a raíz del incidente del sábado, a su puesto como director de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano.

El pasado domingo 24 de abril a las 11:59 horas, un avión Airbus a320, de Volaris, que volaba la ruta de Tijuana a Silao, estuvo a punto de colisionar con una avioneta privada Cessna 560xl, que despegó de Puerto Vallarta a Laredo, Texas. Imágenes que se obtuvieron del programa flightradar indican que las aeronaves, que se encontraban a 37 mil pies de altura, estuvieron a una milla de tener una colisión, sobre el municipio de Tamuin, en San Luis Potosí.

Otro incidente fue registrado el sábado 9 de abril, a las 20 horas con 11 minutos, un avión Airbus a329, de la empresa colombiana Avianca, que despegó de San José del Cabo hacia Los Ángeles, California, estuvo a punto de colisionar contra un avión, Embraer 145, de la aerolínea regional tar, que viajaba de Monterrey a Querétaro. Las aeronaves estaban a 34 mil pies de altura y quedaron a una milla de distancia..

El Sindicato Nacional de Controladores de Transito Aéreo denunció que al menos unos 30 incidentes aéreos, como estos, han sido reportados, desde el año pasado, a la agencia federal de aviación civil y a los servicios a la navegación en el espacio aéreo mexicano sin tener respuesta. 

“Hicimos escritos donde exponíamos datos de los vuelos, quienes habían participado para que se hiciera la investigación. Cabe mencionar que la investigación de incidentes no es para buscar culpables, sino para buscar cuáles son los factores que ocasionaron los incidentes y tratar de mitigarlos. Entonces nosotros como no recibimos ni siquiera respuesta de la autoridad aeronáutica, pues preferimos hacerlos públicos, porque la gente tiene el derecho de saber qué es lo que está sucediendo”, señaló José Alfredo Covarrubias Aguilar,  del Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo.

Funcionarios de Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo MMexicano (Seneam), de la Secretaría de Infraestructura, cComunicaciones y Transportes, se tomaron hasta cinco meses en responder los reportes de incidentes, ocurridos principalmente en el centro de control de la Ciudad de México.

El Sindicato de Controladores Aéreos denuncia que Víctor Manuel Hernández Sandoval, que presentó su renuncia al Seneam, luego del incidente registrado entre dos aviones en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México, el fin de semana pasado, colocó a familiares y amigos en puestos de direcciones y altos cargos, sin que estos tuvieran el perfil y estudios adecuados. Es el caso de su propio hijo, Alejandro Hernández, quien primero fue supervisor, luego director de tránsito aéreo y posteriormente le designó a  la torre de control del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. 

“El grupo de amigos cercanos al hijo del director general cabe mencionar que el hijo del director general está encargado de la Torre de Control México. Él está encargado y ejerce ese trabajo a través de Óscar Platas, ambos dirigen la torre de control y los tienen atemorizados. Cualquier comentario, cualquier oposición a las órdenes de ellos, pues son castigadas con cambiarlos de estación o inclusive despedirlos”, refirió José Alfredo Covarrubias Aguilar, Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo.

También designó a su amigo Raúl Gumercindo Campilla Gómez como coordinador operativo regional, sin que el puesto se encuentre en el organigrama. Él a su vez le dio trabajo a su hijo, Víctor Campilla, como controlador aéreo.  

En febrero del 2020 este grupo habría propiciado la salida de trabajadores y controladores aéreos que denunciaron abusos, atropellos y corrupción en el Seneam. Esto ocurrió con Ángel Iturbide, quien llevaba 42 años de trabajar como controlador aéreo en el aeropuerto de Culiacán, Sinaloa y miembro del Comité Ejecutivo del sindicato nacional de controladores aéreos. 

“Ellos, querían apoderarse del sindicato para poder negociar todo lo que se pudiera a su modo. Si ahorita, así como estamos metieron parientes, amigos, amantes, recomendados y arrastrados, perdón por las expresiones, pero eso es lo que hicieron. Son justamente asuntos de autoritarismo, de abuso y de corrupción. A un compañero lo corren de Cuernavaca por el simple hecho de haber intentado preguntar, por qué no les habían pagado algunas prestaciones a sus compañeros”, concluyó Ángel Iturbe Estrop, controlador aéreo

Con información de Noticieros Televisa / Fátima Monterrosa

Noticias relacionadas

Accesibilidad