Foto: Especial

Socio de Ficrea lleva vida de lujo en Las Vegas

México, DF.- Identificándose como vendedor de una agencia de autos en Las Vegas, Rafael Antonio Olvera Amezcua —socio mayoritario de Ficrea—, y su esposa Susana Silva Tortolero, compraron el 25 de noviembre de 2008 un departamento de dos recámaras y dos baños en Allure Condos, un edificio ubicado en la categoría de lujo que cuenta entre otros servicios con alberca y gimnasio.

Olvera Amezcua es acusado de desviar 2 mil 700 millones de pesos de ahorradores junto con otros socios que manejaban esta sociedad financiera popular, que fue intervenida y retirado su permiso para operar por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ante presuntas operaciones de lavado de dinero debido a los esquemas que usó para ocultar el manejo de los fondos captados.

El manejo irregular de los recursos afectó a 6 mil 800 ahorradores, por lo que los socios de Ficrea, donde Olver Amezcua tenía una participación de 99%, están sujetos a una investigación por la Procuraduría General de la República (PGR).

El Universal encontró que este hombre señalado de defraudar a miles de ahorradores tiene una propiedad en Las Vegas, Nevada, aunque la administración del edificio se negó a proporcionar información de los condóminos, ya que éstos piden confidencialidad desde el momento de la adquisición.

No obstante, se confirmó que los Olvera Silva fueron de los primeros en adquirir en Allure Condos, que abrió en 2008, donde compraron el departamento número 3705, ubicado en el piso 37 de 41 con los que cuenta el edificio; el lugar tiene 110 metros cuadrados y la adquisición fue por un monto de 685 mil dólares, aunque no se precisó el método de pago.

Información proporcionada a este medio indica que durante el proceso de compra-venta, Olvera Amezcua siempre se presentó como un vendedor de autos de una empresa ubicada en Las Vegas, e incluso bajo esa actividad es ubicado en ese condado de Nevada.

El departamento que adquirió junto con su esposa es uno de los 428 que se vendieron de la torre Allure Condos; de los 15 modelos de condominio los Olvera Silva se decidieron por el de dos recámaras y dos baños, todo con acabados de lujo.

Con cabaña privada. Adicionalmente el edificio con amenidades que incluyen valet parking, piscina en la azotea con cabañas privadas, gimnasio, conserje, club, centro de negocios, tiene seguridad las 24 horas del día y el acceso es controlado para los condóminos, así como visitantes.

De acuerdo con asesores inmobiliarios de Las Vegas consultados por EL UNIVERSAL, no se permite la entrada a nadie a Allure Condos, salvo que se haya avisado con anticipación del arribo, lo que permite exclusividad para los residentes.

Además, comentaron que uno de los atractivos que tiene el edificio es que cuenta con excelentes vistas hacia la ciudad en cada uno de los departamentos, especialmente para los pisos que se ubican por arriba del nivel 30, entre ellos el departamento de lo Olvera Amezcua.

El edificio está ubicado a sólo unos minutos del centro de Las Vegas y del distrito de arte, de ahí que sea uno de los mejores en el mercado inmobiliario de departamentos en el condado, con precios que van de 125 mil dólares hasta por arriba del millón, como los penthouses.

Por esta propiedad inmobiliaria en Las Vegas, y otras que tiene la pareja en Estados Unidos, en estados como Florida y Texas, los gobierno estatales envían la factura para el cobro de los respectivos impuestos a una dirección del socio mayoritario de la sociedad financiera Ficrea en la colonia Periodistas, en la ciudad de México, de acuerdo con registros a los que tuvo acceso este medio.

Fuente: El Universal

 

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad