Sonda espacial china pasa su segunda noche lunar

CHINA.- La sonda espacial china Chang’e-4, que desde el 3 de enero se encuentra en lado oscuro de la Luna, se encuentra hoy en modo inactivo, para pasar su segunda noche lunar, la cual tiene una duración de 14 días en la Tierra.

 

La Administración Nacional Espacial de China (CNSA, por sus siglas en inglés) informó este miércoles que después de trabajar de manera estable durante el pasado día lunar, que también dura dos semanas, el módulo de aterrizaje y de exploración de la sonda cambiaron a modo inactiva para prepararse a la noche lunar.

En un comunicado, la Administración precisó que el módulo de aterrizaje se cambió al modo inactivo el lunes pasado a las 19:00 horas chinas (11:00 GMT) y el de exploración, el Yutu-2 (Conejo de Jade-2), a las 20:00 horas (12:00 GMT), según un reporte de la agencia estatal de noticias china, Xinhua.

La CNSA destacó que según lo programado por el Centro de Exploración Lunar y Espacio Profundo de China, el rover despertará el próximo 28 de febrero y el módulo de aterrizaje el 1 de marzo, tras otra noche lunar, en la que la cámara instalada en el Yutu-2 seguirá tomando fotos panorámicas de la superficie.

De acuerdo con la declaración, la Chang’e-4 funcionó de manera estable durante su segundo día lunar, que coincidió con el Festival de Primavera, que conmemora el Año Nuevo en China.

“Las cargas útiles a bordo, incluidos los instrumentos radioastronómicos de baja frecuencia, el detector de radiación de neutrones, el espectrómetro de imágenes infrarrojas y el detector atómico neural, han funcionado sin problemas según lo programado”, destacó.

Mientras tanto, agregó la agencia espacial china, el rover lunar Yutu-2 se movilizó 120 metros al otro lado de la Luna, rompiendo el récord de 114.8 metros, realizado por su antecesor, Yutu, el primer rover de China que dejó un rastro en la superficie lunar a fines de 2013.

La Chang’e-4, lanzada el 8 de diciembre, aterrizó en el 3 de enero, en el Cráter Von Karman en la Cuenca del Polo Sur-Aitken, en el llamado lado oscuro de la Luna, que no es perceptible desde la Tierra.

La sonda espacial china despertó de su primera noche lunar, el 31 de enero, descubriendo que las temperaturas en la superficie lunar descendieron a menos de 190 grados centígrados, confirmando que el frío en el satélite natural de la Tierra es “extremadamente superior” a lo esperado.

 

Con información de Notimex / Foto: Twitter/@CHANG_E_4

Noticias relacionadas

Accesibilidad