Stalkerware, otra forma de violencia doméstica

MÉXICO.- Todos, alguna vez, hemos «stalkeado» a alguien o hemos sido víctimas de algún «stalker».

Por si no lo sabes, la acción de «stalkear» implica espiar a una persona en sus redes sociales, pero hay un stalkerware que va más allá de vigilar lo que publican los demás.

«El stalkerware es una aplicación que cualquier persona con acceso a internet puede comprar, porque son vendidas bajo la categoría digamos de un control parental (…) y puede ser que su uso esté encaminado a la supervisión de los hijos o supervisión de los empleados, sin embargo, sabemos que terminan usándolos en temas de monitoreo de las parejas», señaló Judith Tapia, ventas de consumo en Kaspersky México. 

Así es. A pesar de ser comercializadas de manera legal, algunas aplicaciones de software son utilizadas por varias personas para acosar a sus parejas, siendo las más afectadas las mujeres.

Lo único que se requiere es que el acosador instale la aplicación en el celular o dispositivo de la víctima, sin que se dé cuenta.

«Una vez que la aplicación está instalada, le permite tener acceso a todo lo que estamos haciendo en el dispositivo o móvil, llámese mensajes de texto, fotografías, nuestro historial de navegación en internet, a las llamadas, qué hacemos en redes sociales».

De esta manera, el software espía se está convirtiendo en otra forma de violencia doméstica.

De acuerdo con una investigación de la empresa de ciberseguridad Kaspersky, México se encuentra entre los cinco países con más casos de software espía en el mundo.

En el primer lugar está Rusia, seguido de Brasil, Estados Unidos, India y en el quinto lugar está nuestro país.

En 2020, México subió dos lugares en el ranking.

«Si bien tuvo un ligero decremento contra la cifra del 2019, digamos que el decrecimiento nosotros lo vemos por el impacto de la pandemia (…) durante 2020 encontramos 53 mil 870 personas que fueron víctimas de esto, comparado con 2019, que fueron 67 mil 500».

La buena noticia es que sí existen señales para identificar si estamos siendo monitoreados a través de estas aplicaciones: aumenta el uso de nuestros datos en el celular, la batería comienza a fallar o su funcionamiento es lento.

La recomendación es que acudan con alguna organización en ciberseguridad y presenten su denuncia ante las autoridades.

Con información de «Al aire con Paola»

Noticias relacionadas

Accesibilidad