Standard & Poor’s bajó perspectiva de calificación de México a negativa

Ciudad de México.- La calificadora S&P bajó este viernes la perspectiva de la calificación de México de estable a negativa, citando menores previsiones de crecimiento económico.

La calificación soberana del país la mantuvo en ‘BBB+’, aunque indicó que hay un tercio de probabilidades de una rebaja el próximo año.

¿Esto qué significa?

1. Esta revisión no implica necesariamente que se vaya a materializar una baja en la calificación, sino que es una advertencia de que se han encontrado algunas señales o desequilibrios que, de no corregirse, podrían provocar una baja en la calificación de ‘BBB+’ que México ostenta desde 2013.

2. En un comunicado, la calificadora explicó que uno de los motivos de su decisión es que el cambio en las políticas del Gobierno para reducir participación de la iniciativa privada en el sector energético y otros proyectos han llevado a una caída en la inversión y la confianza.

3. S&P destaca que la nueva estrategia para el sector coloca una carga adicional en Pemex.

4. Otro de los motivos es que existe es el riesgo de que una menor inversión del sector privado pueda reducir el PIB, debilitando la resiliencia económica de México; esto podría contribuir a cambios fiscales e incertidumbre del mercado financiero, potencialmente empeorando el perfil financiero del país y provocando una rebaja.

5. Los factores que podrían ayudar a un cambio positivo en la calificación serían:

«Una gestión económica efectiva que mantenga déficits fiscales moderados, fomente la inversión y aumente la confianza de los inversionistas» podría fortalecer las perspectivas de crecimiento del PIB y ayudar a mantener las finanzas públicas estables.

6. Además, contener la responsabilidad contingente planteada por Pemex «podría evitar una erosión del perfil financiero del país».

7. La calificadora indica que podría regresar la perspectiva a estable durante el próximo año.

8. Actualmente, la nota de México se encuentra en grado de inversión y en el cuarto escalón de los 11 que tiene la metodología de la calificadora.

9. Una baja en la calificación de la deuda de cualquier país implica pasar a un grado de riesgo mayor, lo que se traduce en la necesidad de dar un mayor ‘premio’ en la compra de papeles de deuda que se emitan en moneda extranjera. Es decir, significa que deberá pagar más por el financiamiento externo. La deuda se vuelve más cara.

10. Otra implicación se relaciona con el hecho de que algunos fondos de inversión que invierten solamente en naciones con cierto grado de calificación dejarían de comprar papel de naciones que han visto una reducción en su nota por parte de las agencias.

Por ejemplo, una firma que compra solo deuda de naciones con nota ‘BBB+’, para arriba, retirarían su inversión en la deuda mexicana si esta es rebajada. Es decir, hay riesgos de una salida de capitales.

Con información de El Financiero.

Noticias relacionadas

Así se realizó el Macrosimulacro 2019

jueves 19 de septiembre de 2019

Accesibilidad