Stephen Hawking sigue respondiendo dudas existenciales

INGLATERRA.- A siete meses de su muerte, Stephen Hawking, uno de los más grandes científicos de todos los tiempos, sigue respondiendo dudas existenciales. 

 

Ahora lo hace a través de su libro póstumo «Brief Answers to the Big Questions» (Respuestas breves a las grandes preguntas), su último legado científico y social.

En este responde cuestionamientos sobre el universo, la colonización espacial, la inteligencia artificial y hasta el Brexit.

“Es hora de explorar otros sistemas solares. Expandirnos es tal vez lo único que nos salvará de nosotros mismos. Estoy convencido de que los humanos tiene que dejar la Tierra. Si nos quedamos arriesgamos ser aniquilados», indicó el físico de la Universidad de Cambridge.

Respecto a la inteligencia artificial, Hawking señala que las computadoras van a sustituir a los humanos en los próximos cien años.

Además, responde al cuestionamiento de la existencia de Dios con una respuesta definitiva: “Dios no existe, ni tampoco la vida después de la muerte».

“La explicación más simple es que Dios no existe. Nadie creó el universo y nadie dirige nuestro destino. (…) Creo que creer en la vida después de la muerte es solo un deseo… cuando morimos nos convertimos en polvo».

Hawking, de los científicos más influyentes de la época moderna y quien durante 50 años estuvo postrado a una silla de ruedas por una enfermedad neuromotora, se refiere al futuro de la Tierra.

“Está en riesgo en tantas áreas que me cuesta trabajo ser positivo».

Asimismo, dejó un mensaje póstumo a las nuevas generaciones a través de un video grabado con su sintetizador de voz.

“Recuerda mirar las estrellas y no ver hacia tus pies. Trata de entender lo que ves y pregúntate por qué existe el universo. Sé curioso».

En las imágenes, que fueron presentadas en el Museo de Ciencias, también llama a los líderes mundiales a no recortar el presupuesto a las ciencias y critica el Brexit y al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al que en su momento calificó de “demagogo».

Al final, Hawking no pierde las esperanzas en encontrar a la siguiente Einstein y pide a las nuevas generaciones “dar rienda suelta a la imaginación».

“Moldea el futuro».

 

 

 

 

Redacción 

Noticias relacionadas

Accesibilidad