Sube cobertura universitaria en México pero sigue siendo baja: OCDE

México. – En los últimos 10 años, México ha incrementado 7 por ciento la cobertura en educación superior, al pasar de 16 por ciento en 2008 a 23 por ciento en 2018.

No obstante, sigue estando muy por debajo del promedio de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que es de 44 por ciento. En el más reciente estudio del organismo, “Panorama educativo 2019”, resalta que los jóvenes mexicanos con estudios universitarios poseen una tasa de empleo de 81 por ciento, los que cuentan con educación media superior, 71 por ciento, y los que tienen educación básica, 66 por ciento.

También destacan los que estudiaron un posgrado; los que cuentan con un doctorado registran una tasa de empleo 8 por ciento mayor a los que cursaron una maestría; cifra que está por encima del promedio de la OCDE, de 5 por ciento. Para Alma Maldonado, especialista en educación del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), este panorama recuerda los grandes retos que tiene la actual administración, sobre todo después de las reformas constitucionales que establecen la obligatoriedad de la educación superior.

“El gobierno plantea el principio de obligatoriedad en la educación superior, pero eso no se refleja en el presupuesto educativo que se plantea casi igual al año pasado. El estudio es un corte de caja que nos pone a reflexionar cómo vamos a salir el siguiente año con lo que promete”, expuso.

El informe indica que no pueden dejar de considerarse los altos niveles de empleo informal en México. Explica que los jóvenes de 18 a 24 años que no estudian ni trabajan representan 22 por ciento, en comparación con el promedio de 14 por ciento de la OCDE. Añade que si bien la educación mejora, las perspectivas de vida y los egresados de educación superior disfrutan de un mayor acceso al trabajo formal, un título universitario no garantiza de inmediato el acceso a un empleo.

Esto porque los mexicanos entre 25 y 34 años que tienen estudios universitarios tienen más posibilidades de carecer de seguridad social y fondo de pensiones, que los de 35 a 44 años. El financiamiento público de la educación en México del nivel básico al superior representa 78 por ciento, que está por debajo del promedio de los países de la OCDE, que destinan 83 por ciento. Los hogares cubren 31 por ciento del gasto en educación superior, mientras que el promedio de las naciones del organismo, 23.

Con información de Milenio.

Noticias relacionadas

Señalan constructoras lenta inversión pública

jueves 19 de septiembre de 2019

Accesibilidad