Suspenden servicio de autobuses en Edomex

Estado de México.- El robo de 66 autobuses y la privación ilegal de los choferes por parte de alumnos de la Normal Rural “Lázaro Cárdenas del Río”, ubicada en Teneria, municipio de Tenancingo, ya afectó a unos doce mil usuarios que a partir de este viernes se quedaron sin servicio de transporte a diferentes destinos, incluida la Ciudad de México.

 

El servicio se ve afectado en las terminales de Tenancingo, Santiago Tianguistenco e Ixtapan de la Sal.

Muchos usuarios han optado por conseguir medios alternos para llegar a sus destinos, como los taxis colectivos o camiones que solo van de municipio a municipio.

La determinación de los transportistas se debió a que las autoridades federales, estatales, municipales y los directivos de la Escuela Normal no han hecho nada, al igual que en ocasiones pasadas, para negociar la entrega de los autobuses que desde el sábado por la madrugada sustrajeron los alumnos.

“Necesitamos la liberación de los operadores, necesitamos garantías para la prestación del servicio. Somos empresarios. Como cualquier ciudadano, queremos que se protejan nuestros derechos. Es evidente dónde se encuentran las unidades en este momento, todas las unidades están dentro del plantel, no sabemos nada de los operadores”, dijo Odilón López Nava, delegado de la Canapat en el Estado de México.

La siguiente determinación por parte de los transportistas será cerrar las rutas desde el Estado de México hacia otras entidades del país para presionar a que las autoridades resuelvan la problemática que los aqueja constantemente.

“Se paralizaría muy probablemente todo el servicio que se da de Toluca a la Ciudad de México, a Morelia, a Querétaro, Pachuca, Cuernavaca, Puebla, Guadalajara, Monterrey, es decir, el 100% de las empresas del transporte foráneo estarían paralizando el servicio hasta en tanto puedan volver las cosas a su normalidad. Son empresas como Teo, Flecha roja, caminante, Ómnibus de México, ETN, Autovías, Primera Plus, Costa Line”, puntualizó López Nava.

La suspensión del servicio se dará de manera indefinida.

Las acciones de los normalistas han afectado a 12 mil 500 usuarios y generado pérdidas por 200 millones de pesos, pues además del secuestro de los 66 autobuses y conductores, 16 unidades fueron vandalizadas.

 

 

Redacción / Con información del Excélsior

Noticias relacionadas

Preparada Madrid para el River vs Boca

domingo 9 de diciembre de 2018

Accesibilidad