Cerrar (X)


Tengo un trabajo legítimo con más de 35 años de carrera en el ámbito cultural: Sergio Mayer

Ciudad de México.- Para presidir la Comisión de Cultura y Cinematografía de la Cámara de Diputados, dice el diputado morenista Sergio Mayer, no se necesita ser ni Sócrates ni intelectual. Todas las opiniones que haya respecto a sus credenciales para ocupar ese cargo, asegura, son bienvenidas. Contribuir a que se garantice el acceso a la cultura y a las artes a los niños y jóvenes, buscar más presupuesto y escuchar las necesidades del sector, explica, son algunas de las tareas que emprenderá.

Después de que Morena “le quitó” a la bancada de Encuentro Social (PES) las Comisiones de Cultura y de Salud, la madrugada de este jueves fueron elegidos como presidentes de estos órganos legislativos el actor y empresaria Sergio Mayer y Miroslava Sánchez, respectivamente.

El cambio ocurrió luego de que la comunidad cultural se manifestara en las redes sociales y en los medios de comunicación en contra de esta decisión.

El actor, productor y diputado Sergio Mayer Bretón (Ciudad de México, 1966) se hizo famoso a finales de los años 80 al integrarse al grupo musical Garibaldi; también es conocido por su trabajo en diversas películas, como La dictadura perfecta, y en telenovelas como La fea más bella.

Cuando hace unas semanas declaró a EL UNIVERSAL su interés de presidir la Comisión de Cultura, se generó una fuerte discusión en redes sociales, que ahora, con su designación, se reavivó.

¿Cuáles son los temas en los que va a comenzar a trabajar?

En su momento lo vamos a ver, apenas llevo unas horas que fui nombrado dentro de mi bancada para presidir la Comisión. Nos vamos a sentar a trabajar, tenemos muchas cosas por hacer. Ya tengo citas con Alejandra Frausto, la próxima secretaria de Cultura federal; con Alfonso Suárez del Real, quien será el titular de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México; así como con algunas asociaciones, como la Nacional de Actores, con la Sociedad de Autores y Compositores de México. Vamos a empezar a trabajar.

Su designación se da en medio de una exigencia de la comunidad cultural de ser atendida y escuchada. ¿Cuál es su reflexión?

La voz de la Cultura se hizo escuchar, fue un triunfo de la comunidad cultural y artística (el cambio de partido en la Comisión). Siempre se ha tenido muy olvidado al sector. La comunidad manifestó su desconcierto por la decisión de que fuera el Partido Encuentro Social el que presidiera la Comisión de Cultura y yo quiero celebrar que la Junta de Coordinación Política, encabezada por Mario Delgado, lograra consensar; también quiero reconocer a la bancada de Encuentro Social porque tuvo disposición para escuchar, para negociar y para ceder a Morena la Comisión de Cultura y Cinematografía, y la de Salud. Todos se manifestaron, por ejemplo, la Asociación Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas mandó un comunicado. De modo que me parece que tenemos que escuchar, ser participativos. Se escuchó la voz de todos.

¿Se acercó usted a Mario Delgado para pedirle que reconsiderara la decisión?

Lo que hice fue manifestarle hace tiempo mi interés en presidir la Comisión de Cultura, yo le externé mi preocupación por la posibilidad de que se perdiera la Comisión; me dijo que ya era algo que se había decidido. Tuve que respetar y respaldar su decisión, aunque a veces no estemos de acuerdo, él es nuestro coordinador y él toma las mejores decisiones para el grupo parlamentario, siempre hay que respaldarlo y cuidar este tipo de temas. Lo que puedo decir es que hubo una expresión masiva que se hizo valer.

Cuando externó su interés en presidir la Comisión se generó una gran discusión sobre su capacidad para estar al frente de ésta. Ante la consumación de ese interés, nuevamente han surgido esas voces.

Sí, no tengo ninguna opinión. Todo el mundo tiene derecho a opinar y a decir lo que desee. Todo lo que se diga es bienvenido. Somos abiertos e incluyentes, escuchamos la diversidad de opiniones y se toman las decisiones que más convienen. Yo tengo un trabajo legítimo, por algo estoy aquí, nadie me ha regalado nada, soy diputado y me respaldan más de 114 mil votos de mi distrito. Trabajé para estar en esta Comisión y tuve la suerte de ser favorecido con el voto. Para presidir la Comisión de Cultura pues… tampoco necesitas ser Sócrates. La línea y la batuta la llevará la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto; yo haré la parte legislativa que me corresponde. Soy actor, tengo más de 35 años de carrera, he participado en cine, teatro, televisión, radio, y reconozco que la Cultura merece un punto y aparte. Los intelectuales merecen toda mi admiración y mi respeto, pero creo que no necesito ser un intelectual para llevar la Comisión. Estoy siendo incluyente y estoy pidiendo que me apoyen con sus comentarios, con sus sugerencias para ver en qué vamos a trabajar, por ejemplo, en la Ley General de Cultura y cuáles son las modificaciones que debemos realizar. De eso se trata esto. Vamos a sentarnos también con el ámbito empresarial, tenemos que incluir a este sector para ver cuestiones hacendarias, de apoyos y de proyectos.

¿Qué lo motivó a buscar la Comisión de Cultura?

Es muy sencillo, uno de los ejes rectores de Andrés Manuel López Obrador es la cultura, él quiere que a través de la educación, la cultura y las artes se baje la inseguridad; quiere atacar de raíz los problemas y quiere proporcionar educación, deporte, arte, cultura a jóvenes y niños. Esto, para mí, es prioridad; quiero contribuir porque es un tema de justicia y de igualdad. La cultura tiene que ser accesible para todos, esa es una de las grandes motivaciones. Todo lo vamos a ver, a platicar con los de presupuestos para que mejoren para Cultura; también veremos el tema de los etiquetados. Yo ya quiero empezar a trabajar.

 

 

Con información de: El Universal

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Meade estrena cargo en Europa

martes 16 de octubre de 2018

Accesibilidad