Todo sobre el Gran Premio de Mónaco

Francia.- Aunque parezca que las cosas no pueden ir peor en Ferrari, sí que pueden, siempre pueden.

Hasta el punto de que Charles Leclerc quedó eliminado en la Q1 de Mónaco, en su casa, en un circuito donde no se puede adelantar y sólo un par de horas después de haber sido el más rápido de los Libres 3.

Alcanza Gignac a Tomas Boy Como Maximo goleador en Tigres

No iba a hacer la pole, quizás hubiera luchado por ella, pero su equipo consideró que después de lograr a la primera una buena vuelta no tenía que volver a salir a la pista. El resto de coches mejoró y se quedó fuera, el ‘cavallino rampante’ eliminado junto a los Racing Point y los Williams. Un ridículo con todas las letras para recordar que los problemas de Maranello, esa suma de detalles que les mantienen a kilómetros de Mercedes, no están sólo en el monoplaza.

La pole fue para Lewis Hamilton, que aún no tiene rango de leyenda en Montecarlo (sólo dos triunfos, por ejemplo Rosberg tiene tres) y quiere corregirlo este fin de semana para dedicárselo a su gran amigo Niki Lauda. Bottas saldrá segundo y Verstappen, quien por momentos pareció rival de las flechas de plata, tercero. Vettel no pasó de la cuarta posición tocando los muros en su último intento y siempre unas décimas por detrás de sus rivales directos, aunque es lógico si se tiene en cuenta que su coche fue reconstruido a toda prisa después del accidente en los entrenamientos anteriores.

Sobre lo de guardar los coches antes de tiempo, y si pasa en las mejores familias, cómo no iba a suceder en las humildes. En la Q2 el drama fue para Grosjean (y sus comentarios censurados por radio) y Hulkenberg mientras sus compañeros entraban sobrados a Q3. Fue ahí donde irrumpió un gran Carlos Sainz: por encima de su mecánica en un fin de semana realmente complicado para McLaren, metió al MCL34 en Q3 (no lo hacía desde Bahréin) y saldrá noveno con su compañero 12º. Aspira a los puntos, y eso es una buena noticia teniendo en cuenta cómo se había desarrollado todo hasta ahora en el asfalto del Principado.

Sus rivales son los Toro Rosso que le rodean, porque Magnussen y Ricciardo parece que parten con cierta ventaja. El australiano, por cierto, saldrá séptimo dando la sorpresa, mejor de lo que se esperaba en Renault aunque peor de lo que él quiere: hace un año lo hacía primero. Ahora todos menos Mercedes miran al cielo y piden lluvia. Se espera un cielo nublado, como durante toda la semana, aunque parece poco probable que vaya a más. Es el último deseo de Leclerc, cuyo papel protagonista esta temporada tiene más tragedias que recompensas.

Información: As.

Fotos: Mexsport.

Noticias relacionadas

Accesibilidad