Trastorno de ansiedad puede derivar en un ataque de pánico

MÉXICO.- Sin una razón aparente, Sofi, una pequeña de 12 años y con una hermana gemela, comenzó a cambiar.

 

De pronto perdió algunas de sus funciones, dejó de hablar, dejó de caminar.

«Ella empezó a dejar de hablar o hablaba muy bajito como en tono de secreto y muy poquito. Empezó a dejar de comer, comía muy poquito, porque aparentemente o lo que ella describía es que de verdad no podía, como si la mandíbula se le hubiera rigidizado, y empezó a dejar de caminar», contó Estela Durán, directora del Centro de Psicoterapia Breve e Hipnosis.

Sus padres la llevaron a cualquier cantidad de médicos. Recibieron también cualquier cantidad de diagnósticos. Una doctora les dijo que era una trombosis. Otro más, incluso, les dijo que ya no había mucho que hacer por Sofi.

Hasta que llegaron al Centro de Psicoterapia Breve e Hipnosis de la doctora Estela Durán. Sofi tenía un trastorno de ansiedad: un ataque de pánico.

«Se paralizó del miedo, eso fue lo que le pasó», afirmó la experta.

La doctora Durán descubrió que la pequeña estuvo expuesta a una situación amenazante muy concreta. Primero los sismos de septiembre del 2017 y luego el sismo del 16 de febrero del 2018 en la Ciudad de México.

Con una investigación en el tema, con la que logró el doctorado, Estela Durán aplicó la terapia adecuada.

«Lo que hicimos fue una reprogramación a nivel inconsciente, lo que ocupé fue la técnica de hipnosis profunda con programación neuro-lingüística, de tal manera que lo que se hizo fue forrar a ese inconsciente que quedó sumamente vulnerado de seguridad, eso fue lo que se hizo», explicó la experta.

Sofi fue víctima de un trastorno de ansiedad, que es mucho más común de lo que uno pudiera pensar.

«De diez personas que sufren una situación amenazante y digamos que esas diez personas fueran cinco mujeres y cinco hombres, tres hombres van a desarrollar ataques de pánico o algún trastorno de ansiedad, y cuatro mujeres, o sea, la incidencia es enorme», indicó.

El trastorno de ansiedad, que puede derivar en un ataque de pánico, se refleja en los siguientes síntomas:

  • Taquicardias,
  • Sensación de asfixia,
  • Opresión en el pecho,
  • Hormigueo en las manos,
  • Sensación de no aceptar la realidad.

Y aún cuando todos podemos estar expuestos, las personas más vulnerables son aquellas con estructuras de seguridad frágiles.

Ahora, Sofi está en franca recuperación, poniendo en jaque el mal diagnóstico de los médicos que no le habían dado ningún futuro.

En entrevista con Paola Rojas, los papás de Sofi dijeron que pasaron muchos sustos con los diagnósticos equivocados que recibieron.

«No encontrábamos qué era. Ella empezó a cambiar. Caminaba como si estuviera deprimida, empezó a dejar de comer, se aisló, ya no jugaba con sus hermanas. (…) Caminaba apoyada en alguien porque me decía que sentía que se le movía el piso. Doctores y doctores, algunos nos dieron un falso diagnóstico», comentó Karla Edith Martínez Ballesteros, mamá de Sofi.

«Nos dijeron que tenía trombosis y nos alertó bastante porque no sabíamos en qué podía parar. Nos preocupamos porque en lugar de avanzar con los tratamientos iba menos cada vez. Perdió ocho kilos en un mes», contó Raymundo Camargo, papá de Sofi.

Por su parte, Sofi habló sobre su experiencia.

«Me sentía muy asustada y con muchos nervios de hacer muchas cosas que tenía que hacer en la escuela y en mi casa. Y no podía concentrarme en las cosas que tenía que hacer. Me espanté mucho al ver que no sabía qué me estaba pasando. (…) La doctora Estela me ayudó mucho».

Por su parte, la doctora Durán habló sobre cómo dio con el diagnóstico correcto.

«Yo tengo una investigación específicamente sobre ataques de pánico en donde efectivamente toda la gente refiere ‘es que todos los doctores me dicen que todo está bien, que todo está en orden, sin embargo yo me sigo sintiendo muy mal’. (…) Finalmente hicimos un enganche terapéutico increíble. (…) En una semana Sofi ya estaba caminando».

«Me siento muy bien y mejor que antes. Porque antes me sentía muy triste y con mucho miedo y ahora ya me siento muy segura y tranquila», agregó Sofi.

 

 

Con información y foto de Noticieros Televisa

 

 

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad