Foto: La República / Agencias

Triunfa en las presidenciales de Costa Rica el exministro Carlos Alvarado

San José, Costa Rica.- El ex ministro oficialista Carlos Alvarado ganó la segunda ronda de las elecciones presidenciales en Costa Rica con amplia ventaja sobre el predicador evangélico Fabricio Alvarado, según el corte de 90.62 por ciento de los votos entregado por el Tribunal Supremo Electoral.

Carlos Alvarado, un periodista y politólogo de 38 años, de línea progresista, alcanzó 60.6 por ciento de los votos frente a 39.3 por ciento de su contrincante Fabricio Alvarado, también periodista y ex diputado de 43 años, candidato del evangélico y conservador Partido Restauración Nacional.

Así lo comunicó el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) de Costa Rica al dar un primer informe de los resultados cerca de dos horas y media después del cierre de los centros electorales.

El presidente del Tribunal, Luis Antonio Sobrado, leyó los primeros resultados con un primer corte con el 90.62 por ciento de las mesas escrutadas y una abstención de 33.09 por ciento.

“Es la hora de la humildad, de la generosidad y del respeto. Los favorecidos deben tener la humildad para anticipar que les será imposible hacer buen gobierno sin la participación de otras fuerzas. No se pueden embriagar de triunfo”, dijo Sobrado en un discurso.

El presidente del TSE indicó que “quienes sufran la decepción de la derrota deben tener la generosidad y la hidalguía para poner a Costa Rica por encima”.

Carlos Alvarado, un periodista, escritor y politólogo de centroizquierda, emitió durante la campaña un discurso de respeto a los derechos de todas las personas y de conformar un gobierno de unidad para superar problemas como el déficit fiscal, la pobreza y la infraestructura.

El presidente electo fue ministro de Desarrollo Humano y de Trabajo durante el actual gobierno del presidente Luis Guillermo Solís, del Partido Acción Ciudadana, y se convertirá a partir del 8 de mayo en el segundo mandatario en la historia del PAC y el número 48 del país centroamericano.

Esta fue la tercera ocasión en la que Costa Rica acudió a una segunda ronda para definir a su presidente tras las jornadas de 2002 y 2014.

En total 3.3 millones de costarricenses estuvieron convocados a las urnas y se registró una participación mayor de la que el Tribunal Supremo de Elecciones y los mismos candidatos esperaban pese al feriado de Semana Santa.

El presidente del Tribunal electoral felicitó a los votantes por la alta afluencia a pesar de tratarse de Domingo de Resurrección, que para muchos costarricenses es también época de vacaciones.

El candidato evangélico reconoció la derrota electoral y felicitó a su rival.

Ambos candidatos, que no son familiares pese a compartir el mismo apellido, mostraron visiones contrapuestas: Fabricio Alvarado se basa en el conservadurismo religioso, opuesto al matrimonio homosexual y al aborto, y el ahora presidente electo promueve un Estado laico con apoyo al matrimonio homosexual.

La marcada diferencia de propuestas generó un clima áspero de enfrentamiento entre seguidores de las dos tendencias en redes sociales.

Con las dos opciones en la mesa, muchos costarricenses decidieron su voto en términos negativos, es decir, definiendo al candidato por el cual nunca votarían.

 

Con información de: Milenio

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad