Foto: Facebook / City of Uvalde

Uvalde, la comunidad unida por el luto

MUNDO.- La tragedia de Uvalde toca especialmente a la comunidad migrante originaria de México; desde al menos dos generaciones, este pequeño poblado, de gente dedicada al trabajo en ranchos y pequeños comercios, tiene fuertes raíces con las ciudades del norte de México; el luto, dicen, los ha unido.

“Te bendecimos esta mañana unidos Señor en esta tragedia señor juntos  pasaremos, con tu amor la brincaremos y nos vamos a levantar”, dijo el párroco Humberto Renovato.

Desde hace treinta años Humberto Renovato ha ofrecido misa en el condado de Uvalde, Texas, originario de Sabinas, Coahuila, ha visto el establecimiento de mexicanos en la ciudad que el pasado martes vivió el peor ataque en su historia.

“Casi toda la gente migrante, del norte de México. Tenemos muchos de Coahuila que han llegado a esta comunidad desde las ciudades de Acuña, Piedras Negras, y viajan para darles una mejor vida a sus hijos”, señaló Humberto Renovato, párroco de Uvalde.

Es más rápido llegar desde Uvalde a Piedras Negras, Coahuila, que a San Antonio, Texas; muchos han cruzado la frontera, desde generaciones atrás, para establecerse en esta ciudad.

“Llegan trabajando algunos en las labores, otros en la construcción, y otros en los ranchos, administradores de ranchos”, dijo Humberto Renovato, párroco de Uvalde.

De los 25 mil habitantes de Uvalde, siete de cada diez son de origen hispano; Rodríguez, Bravo, López, Salazar, los apellidos de los 19 niños y dos maestras fallecidos en la primaria Robb así lo comprueban.

Esperanza Belmares es ciudadana americana de primera generación; nacida en Texas, su padre es originario de Nuevo León y su madre de Tamaulipas.

“Mi padre era de Monterrey. Se pasó muy chico, tenía como 13 años, y cruzó el río como siempre, como todos, a buscar una mejor vida para su familia. Nunca quisieron renunciar su patria, que decía mi padre que era México”, señaló Esperanza Belmares, habitante de Uvalde, Texas.

Su hijo es marino retirado de Uvalde y sus nietos también nacieron en esta ciudad; Esperanza es tía política de Eva Mireles, una de las dos profesoras que falleció, también de origen mexicano.

“Eran todos muy unidos, toda la familia eran muy unidos y estamos sintiendo mucho todo lo que pasó, thats how much we feel, los queremos mucho, y a esta comunidad y a los niños, porque así como fueron ellos podía ser el mío también”, dijo Esperanza Belmares, habitante de Uvalde, Texas.

Los pobladores de Uvalde se han unido ante la tragedia, que sienten suya. Los mensajes de aliento son en inglés y español.

“Muchos tienen familiares de todas partes de México, en diferentes ciudades y aquí vinieron a hacer sus raíces, cruzaron acá para el país de estados unidos a hacer su vida, su sueño de ellos. Aquí todos ayudan a toda la gente cuando pasa una tragedia, que necesiten ayuda, el pueblo siempre se une, es bien unido este pueblo”, dijo Sofía Aguilar, habitante de Uvalde, Texas.

“Nunca había visto tanta gente unirse. Tanto americano juntarse con los hispanos”, dijo Humberto Renovato, párroco de Uvalde, Texas.

Con información de Noticieros Televisa / Samuel Adam y Jorge Ulloa

Noticias relacionadas

Accesibilidad