Cerrar (X)



Foto: El Universal/Archivo

Ven especialistas a INE agotado y sobrecargado

México.- Apenas hoy cumple un año de vida, pero el Instituto Nacional Electoral (INE) luce agotado, sobrecargado de atribuciones y con urgencia de reforma electoral, consideran expertos en temas electorales, así lo dio a conocer el sitio web El Universal.

El instituto llega así a su primer aniversario, en la víspera del inicio de las campañas 2015.

En todo caso, la parte que toca a los consejeros aún está por verse: saber imponer su autoridad, explicar sus decisiones y no responder a los partidos que los designaron.

Esto ya ha generado fricciones entre los mismos consejeros, sobre todo al sancionar a partidos o al decidir frente al poder de las televisoras la transmisión de la pauta federal, temas que han causado un ambiente de tensión interna y en bloques.

Especialistas confían en que la operación será sorteada sin dificultades y superará el llamado a no votar y la conflictividad en algunas entidades. Pero atribuciones nuevas a las que se dio escaso tiempo y pocas herramientas, como la fiscalización nacional y en tiempo real, podrían ser un problema.

“El INE vive desafíos inéditos y enorme necesidad de aprendizaje… ojalá este proceso electoral le sea de utilidad al instituto y a nosotros para que salga airoso, y que la experiencia sirva para unas elecciones de 2018 impecables”, dice Mauricio Merino, profesor-investigador del Centro de Investigación y Docencia Económica (CIDE) y ex consejero del IFE.

Bomba de tiempo. El politólogo y ex presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, considera que el INE llega a su primer año “administrando bien una mala reforma electoral”.

Pero “el problema no es de los consejeros, no es del INE, sino del diseño. Y el problema no es la autoridad, sino las reglas electorales”, valora.

El director general de Integralia Consultores expone que el modelo electoral “no es correcto, por lo tanto se va modificar, y no lo es porque mantiene el problema de fondo, que es el costo de las campañas y la corrupción en su financiamiento, por tanto, no es un modelo sostenible”.

Ugalde centra sus preocupaciones en la fiscalización, porque sigue basada principalmente en los datos que reportan los partidos.

“Pueden fiscalizar otro tipo de gastos no reportados, pero visibles y detectados, como los espectaculares u otros, pero la mayor parte no. Y eso que es la mayor parte de lo que se gasta en campaña es el corazón del problema” de las elecciones, recalca.

Aun sin considerar estos vacíos en la fiscalización, operar el modelo dado al INE es una carga excesiva, valora el profesor-investigador y experto electoral de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Pablo Javier Becerra.

Ahora el INE debe fiscalizar sobre la marcha, en tiempo real, porque ahora el exceso de tope de campaña es causal de nulidad y por ello deberá revisar en semanas lo que antes tomaba meses.

“Debe, además, fiscalizar a partidos nacionales y locales, precampañas y campañas en 17 estados y la elección nacional. Es un paquete enorme… a ver si el INE puede cumplir con esos tiempos, porque si no estamos sentados en una bomba de tiempo”, expone.

Errores y recomendaciones. La actuación frente a los excesos en la propaganda del PVEM puso en evidencia uno de los errores que sí son atribuibles a los consejeros del INE.

“Hubo una lentitud al inicio para sancionar al PVEM que se ha corregido ya”, estima Ugalde.

“El problema es que la integración de la Comisión de Quejas parece estar beneficiando cierta permisividad para algunos partidos”, valora Becerra.

No sólo hace falta rigor y rapidez, sino explicación sobre las decisiones, expone Mauricio Merino.

“Especialmente en momentos de conflicto, como pasó cuando los partidos se inconformaron sobre todo por la actitud sistemáticamente hostil del PVEM”, dice Merino al referirse al bloque opositor de siete fuerzas, PAN, PRD y Morena, principalmente, que el 18 de febrero denunciaron protección al PRI-PVEM de parte de un bloque de “consejeros priístas”.

La elección es un proceso pedagógico “y en las condiciones actuales donde la democracia está puesta en jaque por la desconfianza, el descrédito y las conductas de los propios partidos, se necesita que las autoridades electorales contrapesen estos aspectos negativos, cumpliendo con mucho rigor y rapidez, además de explicar paso a paso las decisiones. Creo que el INE ha venido cumpliendo con su función, pero yo sí esperaría una labor todavía más activa para explicar, para fijar sus puntos de vista, para hacer pedagogía pública. Eso sí lo he echado un poco de menos durante estos meses”, dice Merino.

“Hay una clara doble moral en los partidos: cuando hay que aplicar la norma en otros, se pide mayor rigor. Cuando hay que aplicar la norma en el territorio propio, se piden interpretaciones laxas e indulgencia”, afirma.

Nueva reforma. Becerra Chávez dice: “Ya sabemos que de todo, el culpable va a ser de nuevo la autoridad”, por eso urge cambiar el mecanismo de integración del Consejo, hoy basado en cuotas de consejeros designados por los partidos. “Mientras no hagan eso, todo será jugar”, explica Becerra.

Ugalde agrega que “si no cambia el nombramiento por cuotas y no se respeta el principio de inamovilidad de los consejeros, siempre se mantendrán sospechas sobre la autoridad”.

Merino vislumbra también otra reforma, pero advierte que el problema del modelo electoral es “por el incumplimiento de la norma, más que el mal diseño. “Dado el escenario de desconfianza y el distanciamiento de una parte de los ciudadanos con el sistema electoral, la ruta no es cambiar leyes, sino hacerlas cumplir”, dice.

Fuente: El Universal

Comparte

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad