Así se vivió el solsticio de invierno en Yucatán

Yucatán. – Este 21 de diciembre fue el día del solsticio de invierno, el cual marca el cambio de estación y el día en el que Dioses mayas visitaron tres zonas arqueológicas de Yucatán.

El otoño llegó a su fin para dar entrada al invierno, un cambio de estación imperceptible, es tan solo un momento astronómico.

“El solsticio de invierno es un instante, es un instante, me explico, es exactamente el día 21 a las 22:20 minutos”, dijo Eddie Salazar, astrónomo del Instituto Tecnológico de Mérida.

El solsticio de invierno, es un término astronómico relacionado con la posición del sol en el Ecuador, el nombre solsticio proviene del latín ‘solstitium’, sol quieto, y este sábado 21 de diciembre fue el día más corto del año.

“Es el día más corto con 10 horas y 51 minutos, y una noche más larga con 13 horas y nueve minutos”, agregó el astrónomo.

Los mayas veneraban los cambios de estación y en este día de solsticio, Kukulcán, descendió en la zona arqueológica de Mayapán al sur de Yucatán. ‘Kinich Ahau’, el Dios sol de los mayas, proyectó con sus destellos luminosos la escalinata norte del castillo de Mayapán y formó el cuerpo de Kukulcán, conformado por siete triángulos isósceles de sombra que se van formando cada 15 minutos.

El fenómeno maya se registró por la posición del castillo respecto al sol, un espectáculo de luz y sombra, en el que se aprecia el serpenteó de Kukulcán. Turistas nacionales y extranjeros disfrutaron del descenso del dios serpiente.

“Eran realmente muy inteligentes, mucho más que nuestros conquistadores y todo lo hacían milimétricamente que justo hoy se ve el cambio de estación”, comentó Guillermina López, turista de la Ciudad de México.

“Me impresiona la arquitectura increíble que tenían los mayas y eran exactos para sus mediciones”, expresó Karina Salinas, turista de Toluca.

Para marcar el inicio del invierno, otro fenómeno de luz y sombra se registró en Oxkintok, zona maya al sur de Yucatán, en donde el sol atravesó este arco. Mientras que en la zona arqueológica de Chichén-Itzá, la pirámide de Kukulcán se dividió en dos, en una alineación perfecta, una de sombra y otra de luz, debido a la entrada del invierno.

Con información de Noticieros Televisa.

Noticias relacionadas

Peso cierra con mejor nivel en 15 meses

viernes 17 de enero de 2020

Accesibilidad