Foto: Excelsior

Caballos permanecen retenidos desde hace 51 días en aeropuerto

México, DF.- Los tres caballos pura sangre que entraron vía aérea al país con documentos apócrifos y que están retenidos en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) desde hace 51 días, se salvaron, al menos por el momento, de morir sacrificados el próximo martes, debido a que el caso fue turnado a la Procuraduría General de la República (PGR), y será la autoridad judicial quien decida su futuro.

De acuerdo con Excélsior, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) dio a conocer que la fecha para tomar una determinación sobre el destino de los equinos, vencía el 21 de octubre, pero por la denuncia presentada ante la PGR, “el plazo se extiende hasta que el Ministerio Público Federal indique lo que debe proceder”.

El Senasica había establecido que el importador o dueño de los caballos debía elegir entre el retorno de los equinos a España o su sacrificio, debido a que los certificados sanitarios expedidos supuestamente en Alemania, que amparaban su importación, resultaron ser falsos.

El órgano desconcentrado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) aclaró que “la entrada de cualquier animal sin la garantía de que se encuentra ausente de plagas o enfermedades pone en riesgo el patrimonio pecuario de nuestro país”.

Explicó que entre las enfermedades exóticas que podrían presentar los caballos son, entre muchas otras, la anemia infecciosa equina, encefalitis equina del este y oeste, así como la fiebre aftosa.

Ante los señalamientos de que las dos yeguas y el potro, tenían las patas hinchadas debido a que permanecieron muchos días sin poderse mover en una caseta de transportación, el Senasica destacó que desde su llegada a territorio nacional, tuvieron a su disposición la Estación Cuarentenaria ubicada en la terminal aérea.

El Senasica los mantiene en su Estación Cuarentenaria y les ha ofrecido el trato humanitario que establece la OIE (Organización Mundial de Sanidad Animal), tales como alimento, agua fresca, cama, limpieza y resguardo digno. Incluso, un oficial acude los fines de semana para alimentarlos dos veces al día, fuera de horarios de oficina”, detalló.

Lo anterior a pesar de que la manutención, alimentación, pernocta y condiciones de salud, son responsabilidad del propietario, importador o representante legal.

Sin embargo ni para este efecto, ni para la atención del tema legal, por la presunta irregularidad evidenciada, ninguna persona ha acreditado su legítimo derecho a responder por los equinos”, precisó.

Según trascendió, las dos potrancas de las mejores razas para equitación, salieron del criadero “El Pinar” de Alberto Sánchez-Cózar, localizado en Santander, España y tienen un valor aproximado de 50 mil euros cada una (864 mil pesos mexicanos).

Calgary del Pinar y Viva del Pinar, hija de Verdi, un caballo campeón mundial en salto, tenían como destino final la ciudad de Monterrey, Nuevo León donde iban a ser subastadas el 8 de noviembre.

El tercer equino es un caballo que llegó procedente de Tijuana y que también permanecerá en las instalaciones del AICM en espera de que la autoridad judicial determine su destino y de que aparezca el dueño.

Ante estos hechos, el Senasica exhorta tanto a los importadores, las agencias aduanales y sobre todo los dueños de los animales a que antes de movilizar su mercancía, se aseguren de que no están comprando o transportando problemas”, concluyó.

 

Fuente: Excelsior

Comenta

Noticias relacionadas

Accesibilidad