Canifarma: ISSSTE y estados los peores pagadores

México. – El sector salud arrastra importantes adeudos con la industria farmacéutica, pero el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y los gobiernos de los estados son los de mayores adeudos, dijo Rafael Gual, director general Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma).

“Los pagos no se han regularizado, hay adeudos importantes, el IMSS es el que menos adeudo tiene, a diferencia del ISSSTE y de los estados; pero bueno, a final de cuentas es una situación que viene de una licitación consolidada que se hizo del sexenio pasado. Hay adeudos de años anteriores, ése es el problema mayor”, comentó en entrevista Gual.

Explicó que el monto principal es de años anteriores, “este año no se ha tenido la compra de medicamento suficiente, lo que corresponde al periodo con base en la licitación que se hizo en el mes de noviembre, pero es una situación que controlan los institutos, no la industria”. El último proceso de licitación que presentó la pasada administración se pretendía destinar un monto de 33,915 millones de pesos para la compra de medicamento por parte del IMSS y 10,965 millones de pesos en el ISSSTE; sin embargo, ésta se encuentra detenida.

En los próximos días, se espera que se publiquen las nuevas bases de licitación para el abasto de medicamento del segundo semestre del 2019. “Se empalma con la que ya se tenía de noviembre del 2018 para el abasto del 2019. Nosotros estamos en posibilidad de abastecer lo que se requiera; sí hay capacidad suficiente y estamos colaborando con el gobierno actual y hemos tenido varias reuniones con la Secretaría de Hacienda para buscar todos los mecanismos a través de los cuales esto se pueda solucionar”, añadió Gual.

Cabe destacar que durante su participación en el Senado, el entonces director de Administración del IMSS, Flavio Cienfuegos Valencia, informó que hay pagos pendientes con proveedores que ascienden 69 millones de pesos por trámites internos. Por su parte, Juan Carlos Velasco, secretario de Acción Política de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y quien ocupó el cargo de presidente del Consejo Técnico del IMSS, declaró que se requiere la contratación inmediata de 2,000 médicos y 5,000 enfermeras.

“En el IMSS se debe reconocer (el desabasto) y mejorar el abastecimiento de medicamentos, sin dejar de lado la urgencia de construir más hospitales y clínicas familiares”, indicó el cetemista.

Por otro lado, la senadora priista Vanessa Rubio, dijo en entrevista que ante las medidas de austeridad que impuso la administración de Andrés Manuel López Obrador se debió cuidar al sector salud, en el sentido de que el IMSS no debió afectar los servicios básicos que brinda a los mexicanos.

“El sector salud debe ser intocable en el sentido de que no debes dejar de prestar servicios básicos. No sería intocable si vas a hacer más con menos, eso está bien porque continúas con las actividades, pero es distinto a hacer recortes a rajatabla”, dijo en entrevista.

Quien en el sexenio pasado fue subsecretaria de Hacienda y Crédito Público enfatizó que no se debe confundir el combate a la corrupción que tiene que haber con una austeridad a rajatabla y que afecte los derechos básicos de los mexicanos.

“No puedes llegar y destruir programas de salud sin que plantees alternativas, no se vale dejar a la gente desamparada y desprotegida, sobre todo a quienes más necesitan de estos servicios”.

Rubio aseguró que durante el sexenio pasado se dejó un IMSS con un equilibrio fiscal, incluso se logró registrar un superávit, con lo que no puede decirse que se dejó un instituto en malas condiciones.

“Se había logrado que el IMSS tuviera un equilibrio fiscal, creo que es una alerta relevante para este gobierno de que se sepa que no alcanza para todo. Si uno decide hacer un aeropuerto, Tren Maya y una refinería, pues haces recortes en otros lados que pegan a elementos fundamentales como la salud”.

Refirió el documento de Pre-Criterios Generales de Política Económica del 2020, donde se expone que faltarán 121,000 millones de pesos en ingresos presupuestales. “Eso fue en marzo, habrá que ver cuánto falta a julio, septiembre y diciembre, y además están haciendo demasiados requerimientos de gastos”. La senadora comentó que uno de los principales problemas que deberá enfrentar el nuevo director del IMSS, Zoé Robledo es institucional, pues ante los escasos recursos, tiene que ver cómo le hace para que la austeridad no asfixie al IMSS, ni a los mexicanos.

“Tengo la mejor de las opiniones de Zoé Robledo, me parece una persona inteligente un joven con mucho talento (…) El problema no es tanto la persona que llegue, sino un tema institucional de la relación con Hacienda, de recortes, presupuesto, prioridades y planeación estratégica”, declaró.

Con información de El Economista.

Noticias relacionadas

Regresa ‘Toy Story’

miércoles 19 de junio de 2019

Accesibilidad