Ofrece Sheinbaum informe a 200 días de gobierno: seguridad la demanda

Ciudad de México. – Claudia Sheinbaum rindió su informe de su administración a 200 días de ocupar su cargo ante poco más de 40 mil personas en la Plaza de las Tres Culturas.

Claudia Sheinbaum aseguró que su llegada a la Jefatura de Gobierno fue para realizar cambios profundos, y terminar con la política de privilegios, corrupción y abuso que se impuso «como forma de gobierno en contra de la voluntad popular».

«En lo que se consolida el cambio total es indispensable reforzar los cuerpos de seguridad, la ciudadanía lo demanda y estoy de acuerdo porque es justo y pertinente, además de ser obligación y del gobierno, el cual no rehúye su responsabilidad», dijo.

Al rendir su informe de su administración a 200 días de ocupar su cargo, y ante poco más de 40 mil personas, de acuerdo a la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco, expuso que lo primero es brindar seguridad, «ese es el propósito, el deber y la responsabilidad».

«Evalúo constantemente las estrategias y por ello este año nos sumamos decididamente a la Estrategia Nacional de Seguridad, y solicitamos al Ejecutivo federal la presencia de la Guardia Nacional en la ciudad que ya opera en las alcaldías de Iztapalapa, Iztacalco, Venustiano Carranza y Gustavo A. Madero».

Señaló que «sabemos que existe una cifra negra de delitos importante, pero es necesario mencionar que de diciembre del 2018 a junio del 2019, los homicidios dolosos disminuyeron en 15.4 por ciento; las lesiones dolosas por arma de fuego, 45.6 por ciento; el robo de vehículos con violencia, 22.3 por ciento; y el robo de vehículo sin violencia el 19.8 por ciento». Comentó que para su equipo, un cargo público es la posibilidad de ofrecer un gobierno honesto y abierto, y poner los recursos públicos al servicio de la gente.

«Pero nuestro objetivo no sólo el de administrar con honestidad y eficiencia, queremos también disminuir las desigualdades, ampliar los derechos sociales, fortalecer el respeto a los derechos humanos en el marco de un gobierno laico que respete todas las religiones y la libertad de pensamiento».

Acotó que también busca promover la formación de ciudadanos participativos, críticos y solidarios, «nuestro compromiso es el de trabajar de forma profesional, honesta y hacer todo lo que esté nuestras manos para el bienestar de los habitantes de esta gran y bella ciudad». Especificó que «nuestra ciudad de derechos» se constituye invirtiendo para hacer realidad el derecho a la ciudad, el gobierno debe invertir en ello y aumentar mayores esfuerzos donde hay mayores desigualdades».

Pidió a la ciudadanía hacer una reflexión, «debemos conseguir una ciudad donde todos participemos, ya que la ciudad es nuestra casa y por ello también debemos concebir una nueva cultura cívica. Por esa razón hacemos los sábados de Tequio, porque se predica con el ejemplo, y modificamos las fotomultas y la Ley de Cultura Cívica hacia el trabajo comunitario».

Mencionó que busca junto con su gabinete construir una ciudad donde la empatía se contagie y «nos despertamos del egoísmo que nos desapega, la ciudad más limpia no es sólo la que más se barre sino aquella donde todos dejamos de tirar basura, a eso me refiero con la constitución de un nuevo civismo en la ciudad». Tajante, dijo, el gobierno no rehúye a su responsabilidad, pero también entre todos tenemos que construir una ciudad más solidaria pues somos una de las mejores del mundo que cuenta con historia, cultura diversidad, alegría, colores y sabores.

«El gobierno, se los aseguro, está el servicio del pueblo y construiremos juntos una ciudad innovadores y de derechos. Y como lo mencioné el 5 de diciembre, llegamos al gobierno para entregar toda nuestra voluntad, determinación y capacidad para hacer de la Ciudad de México, segura y en paz y estar a la altura de este pueblo maravilloso y de la cuarta transformación de la República».

Con información de Milenio.

Noticias relacionadas

Accesibilidad