Presunto asesino de Abril Pérez vincula a exesposo con feminicidio

MÉXICO.- Intervenciones telefónicas autorizadas por un juez revelan que Daniel «B», alias “El Changuito”, uno de los presuntos asesinos de Abril Pérez Sagaón actualmente preso, contó a su novia que el esposo de la víctima y ex CEO de una plataforma, Juan Carlos G., preveía sobornar a servidores públicos de la Fiscalía de la Ciudad de México para que dieran “carpetazo” al caso.

 

Estas son las transcripciones de algunas de esas llamadas:

“Sí, ya del pedo te digo, de la ruca ésa ya no hay pedo de nada, ya nomás quieren prender a su marido”, dijo “El Changuito” días después del feminicidio, ocurrido el 25 de noviembre del año pasado.

“No manches”, le respondió su novia.

“Ya sabes que tiene la luz. Te digo que a ese güey ya no lo prenden”.

“¿Ya se quedó así?” cuestionó su pareja.

Este es otro tramo de la conversación:

“Sí, ese güey va a dejar que pase el desmadre, que se cierre el pedo y va a regalar una luz para que den carpetazo y ya no lo busquen”.

“Fácil y sencillo. ¿Sabes cuál fue el único pedo? No hubiera habido tanto pedo, pero la cagué, Yo no sabía que era el Día Internacional de la Violencia contra la Mujer, nada más por eso fue el pedo”.

Incluso “El Changuito” se jacta de que el hermano de Abril Pérez Sagaón calificó a los feminicidas como “profesionales”, pues durante el ataque no lesionaron a más personas y que la familia ya no quería broncas.

Este es otro fragmento de la conversación entre Daniel B alias “El Changuito” y su novia, cuya intervención fue autorizada por un juez.

“Como diciendo: ‘no voy a hacer pedo pa’ que no me vayan a matar a mí también por andar de pinche chismoso”.

“Ya sé, ¿para qué me meto en pedos? Aunque sea su familia ¿no?”

“Pues sí”, contestó la novia del sospechoso.

“Exactamente, nada más que den una luz, que le pidan una luz a este güey y ya se fue el pedo”, insistió ‘El Changuito’.

El presunto sicario también sostuvo conversaciones telefónicas con otro individuo a quien solicita una pistola calibre nueve milímetros, el mismo calibre de arma con la que mataron a Abril Pérez Sagaón.

“Tengo una nueve”, le confirmó el interlocutor de “El Changuito”.

“Pero ¿cuántos tiros trae?”, preguntó éste último.

“Ha de traer, ¿qué te gusta? Unos 12, güey”.

“Sí, pues dile y al chile le damos un chesquito, no hay pedo”, sugiere el presunto feminicida.

El abogado de Abril Pérez Sagaón, Héctor Pérez, informó que gracias a las intervenciones telefónicas se logró saber que tanto Daniel B alias “El Changuito”, como el otro detenido fueron contratados específicamente para atacarla, pues se comprobó que no tenían ningún nexo con ella.

“La Fiscalía solicitó a un juez de control las intervenciones, es una técnica de investigación que permite el Código de Procedimientos Penales. Es perfectamente legal y luego de la intervención del teléfono de uno de estos sujetos, el identificado como Daniel, se tuvo claridad de que se dedica al sicariato, es decir a cometer asesinatos a través de un pago y además esta persona se ufana con otra con la que tiene una relación sentimental de haber cometido el crimen. Él incluso señala que fue un error haberlo hecho el 25 de noviembre, por el Día Internacional en contra de la Violencia contra las Mujeres. Él dice, pues para mí fue un error porque se hizo un escándalo”, señala el abogado abogado Héctor Pérez.

De acuerdo con las indagatorias de la Fiscalíía de la CDMX, existe un autor intelectual y no se descarta que sea el exmarido de Abril Pérez, Juan Carlos C., ex CEO de Amazon y propetiario de dos empresas de tecnología, considerado en fuga luego de no acudir a firmar su libertad condicional por violencia intrafamiliar y buscado en Estados Unidos.

Incluso hay una orden de aprehensión por ese delito, violencia intrafamiliar.

A principios de marzo, un juez calificó de legal la detención de Daniel B alias “El Changuito” y otro probable responsable, y les decretó la prisión preventiva.

“El proceso penal no solamente busca garantizar una sanción a un responsable sino busca esclarecer la verdad y reparar el daño a las víctimas, como objeto constitucional del proceso. Entonces para la familia, más que la sanción de dos sicarios, es mucho más importante conocer la verdad de lo que ocurrió y sancionar a todos los responsables. Sí es un interés de la familia buscar todos los mecanismos que la ley permite para conocer al autor intelectual, que no tenemos duda que existe”, dice el abogado Héctor Pérez.

 

Con información y foto de Noticieros Televisa 

Noticias relacionadas

Accesibilidad