RESPIRando: Yoga contra el síndrome del trasero muerto

Yoga contra el “síndrome del trasero muerto”

 

Según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), los trabajadores mexicanos somos los que destinamos más horas laborales al año.  

De acuerdo al “Indicador de horas trabajadas OCDE 2018”, los mexicanos ocupamos 2,255 horas al año en nuestro trabajo, es decir 43 horas a la semana.  

Se trata de la cifra más alta entre las 35 economías miembro del organismo internacional.  

Y sí, en promedio en nuestro país la jornada laboral es de 8 horas. Sin embargo, existen miles de personas que superan las estadísticas, como Mariana. 

 

Trabajo de sol a sol

Desde hace nueve años Mariana trabaja de 8:00 a 18:30 horas, pero la mayoría de las ocasiones, el horario se extiende hasta las 20:00 horas.  

Es decir, como gerente de ventas, que es a lo que se dedica, destina 12 horas de su día al trabajo.  

“Normalmente salgo a las 8pm. Aunque en el inter, de estas horas no todo es oficina. Si hay citas o visitas con clientes, salgo, pero en promedio paso 5 horas sentada”. 

Mariana es uno de los elementos más destacados en su trabajo. Ha ganado reconocimientos por sus buenos resultados en ventas y ha sido premiada en varias ocasiones con viajes al extranjero.  

Con 38 años de edad, dos hijas y un esposo que está al cuidado del hogar, asegura que debe trabajar para costear los gastos de la familia.  

Sin embargo, el precio por ser de los más destacados en su trabajo y la necesidad de sacar adelante a los suyos, ha sido muy alto.  

“Por estar tanto tiempo sentada suelo subir de peso. Además he tenido dolores de cadera y columna por la posición que tomo al estar frente a la computadora. También me he sentido fatigada y problemas de circulación. Se me hinchan los pies y me han salido venitas”.

Mariana comenta que estos padecimientos, sumados a varios accidentes automovilísticos que ha sufrido, le han llevado a ver un traumatólogo. 

“Siempre te preguntan ‘¿a qué te dedicas?’ y te indican que debes hacer ciertos ejercicios con cuello o con tu misma silla unas sentadillas. Además de hacer ejercicio extra para fortalecer tus músculos”. 

Pero, como la gran mayoría de la gente que trabaja, ella no se da tiempo –porque, dice, no lo hay- de seguir las recomendaciones médicas. 

 

Más de 8 horas sentado = padecimientos

Los expertos califican como sedentarios a las personas que pasan más de 8 horas sentadas.

“Presentan serios problemas cardiovasculares, exceso de insulina, sobrepeso y se ha evidenciado que también son más propensos a contraer enfermedades intestinales”, asegura el doctor Alejandro Guerra, médico internista de la Clínica Ciudad del Mar, en Chile.

Indica que una persona que no realiza movimiento corporal y pasa las horas frente a un escritorio tiene mayor riesgo de contraer enfermedades, debido a que su sistema está poco entrenado, es decir, necesita ser estimulado.

“Al permanecer sentados, demasiado tiempo, dejas sin uso o en reposo, músculos que son importantes, como los que nos ayudan a mantenernos de pie y nuestra postura erguida”, indica el doctor Juan Pablo Otto, traumatólogo de la misma clínica.

A partir de la inactividad, las personas puede padecer:

– Enfermedades al corazón.

– Estitiquez, es decir, enfermedades de colon.

– Insulina alta o resistencia a la insulina que lleva al desarrollo de diabetes, obesidad y problemas con los triglicéridos.

– Riesgos de cáncer.

– Mala circulación piernas.

– Pérdida de musculatura.

– Daños en columna y cervicales.

– Huesos blandos.

– Daños psicológicos y pensamiento más lento.

Sin embargo, el pasar tanto tiempo sentado tiene otro riesgo que muchos no conocen: el llamado síndrome del trasero muerto o amnesia gluteal.

 

Síndrome del trasero muerto

Este síndrome es una enfermedad que se produce cuando el glúteo medio se inflama y se olvida de funcionar con normalidad.

Quienes lo padecen, relacionan esa sensación como cuando una parte del cuerpo “se duerme”.

“Estar sentado por mucho tiempo puede restringir el flujo sanguíneo causando amnesia de los glúteos, lo que puede provocar dolores en la cadera, dolor lumbar y problemas en los tobillos. Los glúteos no reaccionarán correctamente ni siquiera cuando se realicen ejercicios orientados a estos”, señala el entrenador y autor de “No Excuses Fitness: The 30-Day Plan to Tone Your Body and Supercharge Your Health”, Donovan Green.

Explicó que cuando los glúteos se caen, esto genera tensión en otros músculos y articulaciones. Por ende, los músculos más débiles tienen que hacer el trabajo del músculo del glúteo, que es más fuerte.

De no tratarse, puede llevar a una “dominancia sinérgica”, es decir, los músculos auxiliares más pequeños de la cadera y la pierna toman el control y empiezan a regular el peso cargado en las caderas, la columna vertebral y la zona lumbar.

Agregó que la tensión muscular en las caderas también es detona el síndrome del trasero muerto.

“Recuerda, el músculo mayor del glúteo es grande y necesita un rango de movimiento alto para activarse y hacer su trabajo de la forma para la que está diseñado”.

Asimismo, la fisioterapeuta estadounidense Kelly Starrett afirma que los glúteos no están diseñados para soportar peso durante largos períodos.

“La posición de cadera flexionada de forma prolongada y la compresión de los tejidos nos preparan para las condiciones ideales para tener unos glúteos vagos, o en forma vernácula, ‘el trasero caído”’, aseguró.

Según el director del Centro de Ergonomía en la Universidad de A&M de Texas, Mark Benden los síntomas del síndrome del trasero muerto pueden ser de leves a severos y pueden ser fugaces o duraderos.

 

Buena administración del tiempo, la solución

Mariana siempre ha sido una mujer activa. Laboralmente está activa desde los 21 años y asegura que si tuviera la oportunidad de dejar de trabajar, no lo haría.  

“Alguien tiene que mantener mis caprichos (suelta tremenda carcajada)”.

Por años, ha cambiado de residencia debido a su trabajo. Desde Cuernavaca, Morelia, Acapulco, hasta la Ciudad de México.  

“La provincia te da mayor calidad de vida en cuanto a tus tiempos, pero desde hace año y medio que regresé a la Ciudad de México se ha vuelto más complejo”. 

Aunque no renunciaría a su trabajo, Mariana agrega que quizá la solución solo radica en organizar su tiempo. 

“Buscando mejorar mi administración del tiempo podría hacer actividad como ir al gym o hacer yoga, es lo que me gustaría y lo que necesito”.

 

Yoga en la oficina

En este video de YouTube, la maestra Xuan Lan te muestra una clase para piernas y glúteos. 

 


 

Namasté.

 

 

 

 

Redacción / Video: YouTube/Xuan Lan Yoga

Noticias relacionadas

Accesibilidad