Beneficios y riesgos del consumo de tranquilizantes para calmar ansiedad y estrés

Ciudad de México. – Hay quienes recurren a los llamados tranquilizantes para calmar la ansiedad o el estrés, pero en algunos casos genera dependencia o adicción.

‘Daniela’ presentaba un fuerte dolor de cabeza, que atribuye al estrés que le provocaba su trabajo y algunas circunstancias personales difíciles.

Con dolor de cabeza intenso, dolor en frente, en sien y es relacionado con estrés, trabajo y problemas personales. SÍ fui al médico. Primero inicié con el médico general, él me indicó analgésicos, que no hicieron efecto en mí, en el dolor de cabeza”, afirmó.

Dice que su salud empeoraba cada vez más por lo que acudió a otro médico. Luego le prescribieron tranquilizantes, que utiliza desde entonces.

Los he tomado del inicio. Un año el tratamiento del médico general y con el médico especialista 3 años”, refirió.

Dice que, gracias al tratamiento, su vida ha cambiado totalmente.

Yo siempre lo llevo en mi bolsita, llevo mis horarios, todo bien. Porque quiero estar bien, quiero recuperarme y no sentir el malestar el dolor tan intenso que es horrible y desesperante. Me he sentido tranquila, ya llevo pues si mi vida, ya llevo mi área de trabajo, tranquilamente, ya no me estreso, no me preocupo”, concluyó Daniela.

‘Daniela’ asegura que, pese a estos resultados, no tiene dependencia a los tranquilizantes.

En entrevista para FOROtv, Alejandro Córdova Castañeda, médico psiquiatra y fundador de la asociación Ibero latinoamericana de Neurociencias y Psiquiatría, afirmó que los medicamentos son muy útiles y eficientes cuando son bien manejados.

Cuando son bien manejados son muy seguros y efectivamente cumplen una función que es controlar la ansiedad, los problemas de sueño y el estrés intenso que es necesario, forma parte de nuestras vidas. Cuando esto rebasa el nivel adaptativo se requiere un tratamiento, pero los tranquilizantes así como tal se deben usarse por tiempos cortos como un coadyuvante a un tratamiento más integral que sí va a resolver y curar el trastorno de origen”.

Para reconocer si el consumidor de los tranquilizantes ya presenta una dependencia o adicción, el médico psiquiatra enlistó dos características, la tolerancia y abstinencia.

La tolerancia es cuando el consumidor usa el medicamento en cuestión y empiezan a necesitar más dosis para sentirse bien. La persona misma va subiéndole a la dosis. El segundo paso es cuando ya el uso de la sustancia se siente mal, ya no siente mejoría que es lo que llamamos la abstinencia, y cuando la persona ya tiene una necesita de él para hacer su vida cotidiana para funcionar normalmente ya es una dependencia”, señaló.

El médico Córdova Castañeda enfatizó que adicción y dependencia no es lo mismo.

La adicción es un paso más avanzado y es muy complejo porque es muy difícil atenderlo. es que se empiezan a involucrar factores psicológicos, sociales, emocionales y de relación interpersonal. (…) Dependiendo el tipo de sustancia, los tranquilizantes lamentablemente llegar a la dependencia es muy rápido porque modifican una neurona en el cerebro y serían dos o tres días para llegar a una dependencia”.

Para evitar llegar a estos niveles de dependencia y adicción el médico enfatizó en el uso correcto de la sustancia, tanto del médico al prescribirle como el del paciente al consumirla.

 

 

Con información de Noticieros Televisa

Noticias relacionadas

Estrenará DiCaprio documental el próximo año

domingo 18 de noviembre de 2018

La gente que decora antes de Navidad es más feliz

sábado 17 de noviembre de 2018

Accesibilidad