Crean autodefensas contra extorsiones en alcaldía Cuauhtémoc

Ciudad de México. – El concejal de la alcaldía Cuauhtémoc, Abel Fuentes Rocha, denunció que la inseguridad en la demarcación ha impactado negativamente en el comercio, sector que enfrenta extorsiones, lo que ha provocado la creación de grupos de autodefensa.

En un comunicado, destacó que el cierre del bar ‘Caradura’, en la colonia Condesa, por las extorsiones que recibió, es un síntoma de la inseguridad que se vive en la Ciudad de México, pero particularmente en la demarcación referida.

Ante esa situación, Fuentes Rocha demandó a las autoridades instalar una mesa de trabajo para enfrentar la extorsión y la delincuencia que padecen los empresarios de la Cuauhtémoc. De acuerdo con el concejal, existen grupos de autodefensa para enfrentar la extorsión a comerciantes informales del barrio de Tepito y otras zonas que podría desencadenar una ola de violencia.

Ello, dijo, para protegerse, así como limpiar de la zona de secuestradores y extorsionadores, ante la desesperación que viven los comerciantes por la delincuencia que ha obligado a muchos de ellos abandonar sus puestos de trabajo.

En ese contexto, el concejal, quien preside la Comisión de Transparencia en la alcaldía, lamentó la decisión de los propietarios del bar ‘Caradura’, ubicado en Avenida Nuevo León, que durante casi 10 años ofreció un espacio para las bandas de rock, y que hoy cierra sus puertas a consecuencia de la inseguridad.

Ante dichos argumentos, también lamentó que la situación actual en la zona no nos permite seguir operando de una manera en la que podamos asegurar el bienestar de todos los que formamos parte de esta familia, por lo que nos vemos en la dolorosa necesidad de cerrar puertas indefinidamente.

Fuentes Rocha denunció que el caso señalado no es el único en la zona Condesa-Roma y en otras colonias de dicha jurisdicción, pues las extorsiones se han extendido incluso para comerciantes en pequeño e informales, por lo que urge establecer mecanismos eficaces para frenar esta conducta delictiva.

Advirtió que de no tomar las medidas de seguridad civil y procuración de justicia, otros comercios podrían cerrar definitivamente sus puertas, con el impacto económico para cientos de familias que dependen de esos ingresos. Asimismo, reprochó las declaraciones de la procuradora capitalina, Ernestina Godoy, que se deslinda de esta situación al señalar que “los propietarios del bar no denunciaron.

Consideró que esa conducta de esquivar los problemas de seguridad ha llevado a zonas como la Condesa-Roma a una situación de alta inseguridad que también amenaza a vecinos y visitantes.

Con información de Noticieros Televisa.

Noticias relacionadas

Parlamento Europeo ratifica acuerdo del Brexit

miércoles 29 de enero de 2020

Accesibilidad