RESPIRando: Meditación guiada, el trabajo autodidacta para vivir en paz

Meditación guiada, el trabajo autodidacta para vivir en paz

Todos los días, las personas estamos expuestas a miles de estímulos externos: el tránsito, la celeridad de la vida cotidiana, las deudas, un comentario, el gesto de un compañero, una broma, los hijos, una llamada…

Los seres humanos somos tan complejos que lo que hoy nos enfurece, mañana lo celebramos. 

Así de contradictorios. ¿O no? 

Si pudiéramos comprender que los estímulos externos son solo eso, factores que no están al alcance de nuestras posibilidades, de nuestro control o decisiones, quizá nuestro estado emocional y sobre todo, la salud, serían de calidad. 

A Tony le ha llevado tres años de trabajo personal. 

 

Detectando el dolor

Hace tres años Tony vivió una etapa, dice, de mucho sufrimiento. 

“Detecté en mí dolor. O sea, estaba sufriendo mucho por muchas cosas. Renegando de la vida, renegando de esto, renegando del otro, y en todo eso hay mucho dolor, porque no aceptaba lo que sucedía en todos los aspectos de mi vida”. 

Las relaciones sociales son proceso natural de la convivencia y fundamental en la vida de cualquier persona, ya que la afectividad humana se nutre del cariño.

Sin embargo, Tony afirma que en el ámbito en el que se desempeña abunda el ego, la pretención y las apariencias, lo que hace que la interacción sea más complicada.

Desde hace años trabaja como estilista, es madre de dos hijos y hace un año que mantiene una relación sentimental. 

Si hay algo que la caracteriza, es su rostro angelical y un tono de voz tremendamente dulce, aterciopelado. 

Sin embargo, asegura que el dolor maquillo por mucho tiempo su semblante. Cayó en depresión al grado que su autoestima, salud y estado de ánimo se deterioraron. 

“Fue un tope de dolor. (…) Sufría por el comentario de alguien, porque esta persona no me quiere, porque no está el sol, o no está la lluvia, no sé, por muchas cosas”. 

Dicen que después de tocar fondo solo queda subir. Así lo entendió Tony.

“Yo al sentir esa necesidad de que había dolor en mí, por diferentes cosas en mi vida (…) me acerqué a la meditación guiada”. 

 

Meditaciones guiadas, un sencillo paso para comenzar

Aunque muchas personas relacionan la meditación con algo religioso, místico o exclusivo de los budistas, la realidad es que la meditación guiada es una práctica que cada vez tiene mayor popularidad.

Es una acción muy sencilla que simplemente consiste en concentrarse y puede ser muy efectiva para encontrar soluciones a problemas o, mejor aún, para estar en paz y calma.

Además, algunos consideran que es primer paso a la meditación real.

Al no tener tiempo para hacer ejercicio o recurrir a un especialista, Tony comenzó con esta práctica. Asegura que es una manera autodidacta de encontrar bienestar. 

 

Abrir la conciencia

“Cuando yo me acerqué a la meditación me empecé a dar cuenta que mi umbral de conciencia se empezó a abrir. (… ) ¿Por qué estoy enojada? ¿por qué siento este apego? ¿por qué siento ira? ¿por qué siento miedo? (… ) Te vuelves un poquito (…) tu propio médico”.  

Pero no solo se limitó a las meditaciones guiadas pues está convencida que el trabajo personal debe ser integral. 

“Empecé a leer, porque también eso es importante, se tiene que hacer un trabajo integral. (…) También desde elegir mi alimentación, escuchar música budista, textos budistas, también la elección de las personas con las que nosotros convivimos (…) hacer a un lado a la gente tóxica”. 

Asegura que con esta práctica, ha aprendido a depurar y a entender que los estímulos externos no son los que determinan su estado de ánimo. 

“Ahora pienso y siento y acepto a la gente como es, pero este trabajo es diario porque todos los días hay algo que me va a hacer enojar, hay algo que me va a llenar de miedo, pero yo no puedo permitir que lo de afuera me provoque a mí felicidad. La felicidad tiene que ir de mí hacia afuera”. 

¿Cómo hacer una meditación guiada?

Las meditaciones guiadas se pueden encontrar en archivos de audio, podcasts, CDs e incluso en video. Existen varios tipos:

Meditaciones tradicionales
Son audios donde la voz del instructor guía tu intención y te lleva a un estado meditativo, de tal manera que hay más pausas de silencio que de voz y en ocasiones no incluyen música.

Relajación y escaneo corporal
Ayuda a una relajación más profunda en el cuerpo y va acompañada de música instrumental o sonidos de la naturaleza.

Meditación con visualización
Utiliza la imaginación para llevar a la mente a visualizar un objeto, escena o elemento para una mayor relajación.

Afirmaciones

Combina la relajación y la visualización de imágenes y su propósito es dar un mensaje positivo a la mente, desarrollar una cualidad o dar seguridad.

Meditación con tonos binaurales
Según el físico Heinrich Wilhelm Dove, cuando se presentan dos señales de frecuencias diferentes de manera separada, una en cada oído, el cerebro detecta la variación entre ellas e intenta reconciliar la diferencia, generando una tercera onda. Este tipo de audios se utilizan para estimular las ondas alfa en el cerebro, pues estas se encuentran asociadas con los primeros estados de meditación.

Los resultados del trabajo autodidacta

“Me ha funcionado y veo un antes y un después en mí porque ahora aunque tengo esos estímulos ya no me mueven, o sea, a mí me mueve mi proyecto de vida, lo que yo quiero para mí, pero principalmente quiero estar tranquila. Ya no quiero sufrir”. 

Asimismo, compartió los cambios que ha notado en su persona.  

“Antes, era una Tony más enojada, más aprensiva, más dura, recia en mi carácter. Ahora con menos ego, con más amor, y el verdadero amor es aceptación hacia los demás. Ahora me siento más tranquila, más en paz. Me acepto y es otra de las cosas que he visto en mí”.

Agrega que a través de la meditación guiada encontró otra herramienta que ha sido clave para tener calidad de vida… respirando.

“Lo puedes hacer tú solita. Cuando estás enojado ‘a ver respira’. Tú solita tienes que decir ‘a ver, respiro’, porque eso no te puede mover, no te puede cambiar el día”.

Si vives en medio del estrés y quieres comenzar por dar un primer paso, en Internet podrás encontrar diversas meditaciones guiadas.

Por ejemplo, podrías comenzar en tu casa prendiendo inciensos de tu agrado y escuchar el mantra Om Mani Padme Hum, el más reconocido del budismo.

 

 

Namasté.

 

 

 

 

Redacción / Video: YouTube / Namo Juntifomu

 

 

Noticias relacionadas

Cierra Wall Street con alza este lunes

lunes 10 de diciembre de 2018

Accesibilidad