RESPIRando: Yoga como terapia para personas con Parkinson

Demoledora noticia

 

Tenía 29 años, esposa e hijo, una exitosa carrera y su cara se convirtió en uno de los iconos de la década de los 80. 

Era el “adolescente” más famoso del mundo: Michael J. Fox. 

Sin embargo, a finales de 1990 el futuro de su carrera comenzó a ser incierto. La trilogía de “Regreso al futuro” había concluido, así como la serie “Enredos de familia” en la que interpretaba al hijo de una pareja de ex hippies. 

Además, la edad adulta lo había alcanzado. Estaba por cumplir 30, por lo que tendría que dejar los papeles y la imagen de jovencito. 

Parecía el peor escenario para el actor, pero no lo fue. 

En noviembre de ese año, Michael notó un temblor en el dedo meñique de la mano izquierda. Se lo achacó a la resaca, pues bebía a diario para sobrellevar el miedo de ver su carrera derrumbada. 

Lo que vino después, lo terminó de hundir en el alcohol, dijo en entrevista para la revista Closer Weekly.

“Honestamente, mi primera reacción fue ‘cometiste un error, no eres consciente de quién soy’. Simplemente pensé ‘es absurdo que esto esté pasando’. Me dieron el diagnóstico, me asusté y salí corriendo”.

Michael J. Fox fue diagnosticado con Parkinson. A la demoledora noticias se sumó que el médico le dio 10 años más de carrera profesional. 

“Bebí para borrarlo, para que se fuera. Todo ello causó tensión en mi matrimonio, que siempre había sido bueno y estable”. 

 

Parkinson, la falta de dopamina 

Esta enfermedad, que es un tipo de trastorno del movimiento y es progresiva, ocurre cuando las células nerviosas no producen suficiente dopamina, sustancia química responsable de ayudar a los movimientos del cuerpo y de regular el estado de ánimo.

Los expertos indican que algunos casos son genéticos, pero la mayoría no parece darse entre miembros de una misma familia. 

Asimismo, explican que los síntomas comienzan generalmente en un lado del cuerpo. Después afecta ambos lados.

Los síntomas son:

  • Temblor en las manos, brazos, piernas, mandíbula y cara,
  • -Rigidez en brazos, piernas y el tronco,
  • -Lentitud de los movimientos,
  • -Problemas de equilibrio y coordinación.

Conforme avanza la enfermedad, las personas pueden tener dificultades para caminar o hacer labores simples. 

Otros síntomas pueden ser los trastornos del sueño o dificultades para masticar o hablar. 

Aunque el Parkinson suele comenzar alrededor de los 60 años, puede aparecer antes y afecta mayormente a los hombres. 

 

50 de cada 10 mil mexicanos lo padecen

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que alrededor de 7 millones de personas en el mundo padecen Parkinson.

En México, se estima que 50 personas por cada 10 mil tienen la enfermedad, sin embargo, el 55.25 por ciento no está diagnosticado, afirmó Ingrid Estrada Bellmann, coordinadora de la Clínica de Parkinson y Trastornos del Movimiento del Hospital Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Con motivo del Día Mundial del Parkinson, que hoy se conmemora, la especialista advirtió que la enfermedad podría incrementarse.

“Se espera un incremento elevado en los próximos años, aumentando la prevalencia de 70 a 80 por cada 100 mil habitantes”.

Indicó que esto se debe al crecimiento demográfico de la población mayor, además de factores genéticos, factores físicos como lesiones en la cabeza o factores ambientales como el estilo de vida y sustancias tóxicas o químicas.

Aún no existe la cura para esta enfermedad, pero existen diversas medicinas que ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“Una vez alguien dijo: ‘Algún día, habrá una cura para la enfermedad de Parkinson, y será por ti’. Fue la primera vez que realmente me impactó. Si eso sucede, será mucho más especial que cualquier película o programa de televisión”, contó Michael J. Fox.

En casos severos, una cirugía y estimulación cerebral profunda con electrodos implantados en el cerebro pueden ayudar.

Lo recomendable es un diagnóstico temprano para tener una vida larga y saludable.

 

Pese a los pronósticos…

Michael J. Fox afirma que gracias al apoyo de su familia fue que decidió dejar el alcohol y emprender una lucha diaria contra la enfermedad. 

A diferencia de cuando era joven, dice que ya no le preocupa el futuro, pues ha aprendido a vivir el día a día de la mejor manera posible.

”Hago lo que necesito hacer, hacer ejercicio o tomar mis medicamentos de la forma correcta, o descansar lo suficiente. No lo hago para que mañana sea mejor. Lo hago para estar bien hoy”.

Y pese a los pronósticos médicos, en 29 años el actor ha publicado tres libros y ha aparecido en nueve series de televisión.

Además, ayuda en la lucha contra el Parkinson a través de su fundación “The Michael J. Fox Foundation”, con la cual ha recaudado más de 400 millones de euros en busca de una cura.

Por cierto, sus amigos le llaman Gandhi, porque se pasa el día repitiendo proverbios como “mi felicidad crece en proporción directa a mi aceptación y en proporción inversa a mis expectativas”.

 

Yoga como terapia 

Según la Asociación Americana de la Enfermedad de Parkinson (APDA por sus siglas en inglés), está demostrado que el yoga reduce los temblores y mejora la estabilidad en la marcha de los pacientes.

Además, aumenta la flexibilidad, mejora la postura, afloja los músculos tensos y doloridos, y reconstruye la confianza.

Las posturas y movimientos que son benéficos para tratar esta enfermedad son:

  • -Las posturas sentadas y con apoyos para las personas que tienen una movilidad limitada.
  • -Las prácticas que involucran el sonido (canto, tocar instrumentos, escuchar y tamborilear).
  • -Los movimientos rítmicos simples para mejorar la resistencia, la fuerza y la coordinación de las manos.
  • -Ejercicios de respiración.
  • -Movimientos (estiramientos) para realizar en el suelo o en la cama, para ayudar a la rigidez matutina.
  • -Las asanas que fortalecen el abdomen y la postura, para ayudar a contrarrestar los hombros encorvados y la posición adelantada de la cabeza que acompañan la enfermedad.

Para quienes deseen realizar una práctica de yoga, en este video de YouTube encontrarán una clase impartida por el Dr. Christian Hageseth, quien padece la enfermedad. 

 


Namasté.

 

 

Redacción / Con información de Closer Weekly y Yoga Internacional / Video: YouTube / Christian Hageseth, M.D.

Noticias relacionadas

Costará Santa Lucía 11.7 por ciento más

martes 23 de abril de 2019

Accesibilidad