RESPIRando: ‘la meditación es escuchar a mi yo interior’: Kobe Bryant

Los números de Kobe 
  • 81 puntos encestados en un solo partido (la segunda mayor cantidad en la historia de la NBA).
  • 20 años de carrera.
  • 18 participaciones en el All Star.
  • 11 veces incluido en el equipo ideal de la NBA.
  • 8 y 24, los números con los que jugó y que fueron retirados por Los Lakers.
  • 5 anillos de la NBA.
  • 4 veces jugador más valioso en el All Star.
  • 2 medallas de oro en Juegos Olímpicos (Beijing 2008 y Londres 2012).
  • 2 veces el jugador más valioso en finales de la NBA.
  • 1 Premio Oscar por su cortometraje Dear basketball (Querido baloncesto).

Son algunos récords y hazañas que marcaron la vida de Kobe Bryant dentro y fuera de la duela.

Pero más allá de lo alcanzando como atleta, la “Mamba negra” será recordado como el hombre que decidió trascender a través de una filosofía que lo llevó a aplicar el espíritu competitivo en todos los ámbitos de su vida y que inspiró más allá de los límites deportivos.

“Mentalidad Mamba”

Para algunos, un lobo solitario que siempre veía por sus intereses; para otros, uno de los atletas más inteligentes, analíticos y creativos de nuestros tiempos.

Así era calificado Kobe Bryant, el hombre que convirtió el éxito de su carrera en un estilo de vida y lo compartió a través de su libro “Mentalidad Mamba: La manera en la que juego”, publicado en octubre de 2018.

En este, “Mamba negra” destaca que cada persona debe pulir su instinto competitivo y para ello, tiene que convertirse en especialista de sí mismo para detectar sus fortalezas y debilidades.

Asimismo, señala que la creatividad es una gran herramienta para resolver situaciones en la duela o en la vida y que la pasión es el motor para encontrar el equilibrio y lograr cualquier objetivo. Dicho en otras palabras, entendió la importancia del control de sí mismo y de su entorno.

Tras observar un juego, analizó su postura, fuerza, equilibrio y la forma en que se desenvolvía en la duela. También estudió las debilidades y fortalezas de sus rivales, así como las posibilidades de cada situación. Una vez que entendió el movimiento de todas las piezas, logró tirar mejor y hacer buena defensa.

«La mentalidad no se trata de buscar el resultado. Es más acerca del proceso para conseguir ese resultado. Todo es sobre el camino y el acercamiento. Es un estilo de vida. Yo creo que es importante, en todos los esfuerzos, tener esa mentalidad», señala en un pasaje de su libro.

Y es que básicamente a eso se refiere esta mentalidad: conocer el entorno, variar los enfoques, aprender de lo que nos rodea y sacar lo mejor, es decir, dominar la mente para controlar nuestras decisiones.

«Yo veía a Magic Johnson, Michael Jordan jugar y me preguntaba ‘¿Puedo llegar a ese nivel?, no lo sé pero vamos a averiguarlo’ (…) Pasé 20 años (en la NBA) y todos los días era un proceso de crecimiento. Encontrar fortalezas y debilidades, no recuerdo cuando empecé a ver el deporte, pero lo estudié y eso nunca cambió», dijo Kobe en una entrevista en 2019.

 

Kobe, entre los mejores 

Durante muchos años, Kobe llevó sus capacidades más allá del límite.

Cabe recordar que en abril de 2013 tuvo la fortaleza para ir a la línea de tiros libres pese a haber sufrido rotura del tendón de Aquiles. Faltaban tres minutos para el final del juego y los Lakers perdían 107 – 109 ante los Warriors. Pero Kobe no quiso fallarle al equipo. Se levantó, tiró y encestó. Fue su aportación en la victoria del Los Ángeles.

Fue así como demostró al mundo que a través de romper las barreras se puede abrir paso ante cualquier adversidad, mediante la autosuperación y el crecimiento constante. Estilo de vida que ha inspirado a miles en el mundo.

“Lo más importante es intentar e inspirar a las personas, para que ellos puedan ser grandes en lo que sea que quieran hacer”.

Kobe Bryant 

Meditación para conocer a tu ‘yo’

Además de poner en práctica la “Mentalidad mamba”, Kobe meditaba todos los días.

Comenzó con la disciplina por recomendación de su entonces entrenador, Phil Jackson, sin embargo, en la meditación encontró un aliado para seguir detectando sus debilidades y fortalezas, y a partir de ello aprender a silenciar la mente.

 “Es realmente escuchar a mi yo interior. Te sientas en silencio y dejas que los pensamientos surjan. Es como fijar un ancla. Si no lo hago, es como si estuviera persiguiendo constantemente el día”.

 En entrevista para un programa de Oprah Winpfrey, dijo que esta práctica era crucial para mantener el equilibrio en las situaciones más hostiles. 

“Podíamos estar en un ambiente hostil con fanáticos gritando y gritando, y no tener efecto en nosotros. (…) Tengo calma y aplomo. Eso viene de comenzar el día con meditación”. 

 Y el día que anunció su retirada, indicó que la meditación fue clave para tomar la decisión. 

«Sentado en mi meditación, mi mente empezaba a desconectar. Siempre se iba a hacia al baloncesto. Siempre. Eso ahora ya no pasa más. Fue uno de los primeros indicadores de que este deporte ya no es algo sobre lo que puedo estar obsesionado mucho más tiempo».

“Mamba negra” reconocía que a través de la atención plena había aprendido a no estar distraído ni muy concentrado ni rígido ni flexible ni pasivo ni agresivo.

“Simplemente aprendía a estar”.

 

Meditación, la belleza de estar

¿Estás plenamente consciente de lo que has vivido hoy? ¿Cómo llegaste a tu trabajo o a tu casa? ¿Con quién has hablado? ¿Te gustó lo que comiste? ¿Has abrazado con el corazón a alguien más? ¿Escuchaste una buena canción?

Hoy en día vivimos tan acelerados que nos olvidamos de estar, aquí y ahora.

Un estudio hecho por la Universidad de Harvard indica que la mitad de las horas de nuestro día tenemos la mente en otro lugar y no en lo que estamos viviendo.

La meditación y el yoga son disciplinas que te enseñan a silenciar la mente para disfrutar del momento, desde la conciencia plena. Esto se alcanza con la aceptación de uno mismo, pues al conocer a tu yo interno, eliminas los miedos, las inseguridades y los pensamientos que llevan al autosabotaje.

Es entonces que aprendes a controlar y silenciar la mente.

¿Alguna vez has vibrado en esa sensación? ¿Has disfrutado de la belleza de estar?

Con esta breve meditación, podrías empezar a disfrutar de tu presente.  ¡Inténtalo! Y recuerda que no importa los minutos que logres concentrarte, lo importante es dar el primer paso para tu bienestar físico, mental y espiritual.

 

Namasté. 

 

 

Redacción / Con información de marca.com, oprah, ecoosfera.com / Video: YouTube / Mindfulness Online

 

 

 

Noticias relacionadas

Accesibilidad