RESPIRando: Música para la relajación

22 de noviembre: Día Internacional del Músico 

 

“La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía”.

Ludwig van Beethoven

 

“La música es la posesión de todos. Solo los publicistas piensan que la gente la posee”.

John Lennon

 

“La música no se canta, se respira”.

Alejandro Sanz

 

“La música es la vida emocional de la mayoría de la gente”.

Leonard Cohen

 

“La música es el territorio donde nada nos hace daño”.

Andrés Calamaro 

 

“La música es un bello pretexto para aprender y conocer a la gente”.

Juan Gabriel

 

Son músicos, genios de distintas épocas y géneros, que han traspasado fronteras, muros y el mismo tiempo gracias a sus composiciones.  

Desde Alemania hasta Reino Unido, de España a Canadá y de Argentina hasta México, el sentimiento es el mismo: la música, el alimento del ser. 

Por su trascendencia en las generaciones de ayer y hoy, es que destaco a estos grandes en el marco del Día Internacional del Músico.

Fue la Unesco que estableció el 22 de noviembre como fecha para conmemorarles, en honor a Santa Cecilia a quien el Papa Gregorio XIII declaró Patrona de los Músicos en 1584.

Pero la música tiene origen en la prehistoria. Según los expertos, hace más de 30 mil años, los humanos tocaban flautas de hueso y otros instrumentos rudimentarios para imitar sonidos de la naturaleza. 

En el mundo antiguo, la música se destinaba a los sacerdotes en Egipto, en Grecia era parte de su mitología y en Roma su papel era trascendental en los teatros. 

Es así como la música siempre ha ido de la mano con la evolución del hombre. 

Pero ¿a qué se debe este vínculo? 

 

La música y el hombre 

Los expertos afirman que su relevancia radica en que, a través de ella, el ser humano puede expresar miedos, alegrías y otros sentimientos profundos. Asimismo, le permite canalizarlos para alivianar sus penas, magnificar alegrías o simplemente comunicarse con otros. 

Una explicación sobre el vínculo entre ambos es que, entre otras cosas, la música beneficia al cerebro humano porque genera dopamina, considerada como la hormona de la felicidad, y mejora la sanación. 

Investigadoresde la Universidad de McGill en Montreal, Canadá, comprobaron que la dopamina está vinculada a la música. En los estudios realizados se descubrió que los niveles de dopamina aumentaban hasta 9 por ciento cuando los voluntarios escuchaban música que les agradaba.

En Finlandia, científicos descubrieron que la musicoterapia ayuda en el tratamiento de la depresión, mientras que un artículo publicado en la revista Nature Neuroscience, reveló que los padres que llevan a sus hijos a conciertos y espectáculos musicales, o les enseñan a tocar algún instrumento tienen cerebros más fuertes e inteligentes al aumentar la materia gris especialmente en las zonas motoras, auditivas o visuales.

 

Beneficios de la música 

Así que la música no solo ha estado en la vida del hombre por moda, por ser parte de su cultura o identidad, sino porque contribuye al bienestar de las personas.

“Podemos incrementar memoria, aprendizaje, atención, proceso cognitivos cuando uno pensaría ¿la música? Y uno siempre se queda pensando ‘debe ser música de cierto tipo o de algunas características’. No. Es la música que le gusta a uno”, afirma el jefe de Neurobiología del Instituto Nacional de Psiquiatría, Eduardo Calixto.

Asegura que esta forma de expresión está involucrada en toda la conducta humana y muy relacionada con el cerebro.

“Hacer música es construir felicidad, cambiar estados de ánimo, poner más atención e incluso hacer que este proceso se vaya integrando de manera distinta al grado de que tengamos que decir, ‘si no pongo música no soy yo’, o cambia mi actividad laboral o cambia el transitar por una calle”.

Estos son algunos de los beneficios de escuchar música.

Alivia el dolor: 

  • La música lenta ayuda a disminuir la respiración y el ritmo cardíaco.
  • Reduce el dolor crónico de una variedad de enfermedades dolorosas como la artrosis y la artritis reumatoide.
  • Ayuda a quienes padecen migraña.
  • La terapia musical también se usa en hospitales, debido a que sirve como distractor, da sensación de control y hace que el cuerpo libere endorfinas para contrarrestar el dolor.

Aumenta el rendimiento: 

  • Ayuda a quienes realizan deporte.
  • También se convierte en aliciente, ya que la combinación del deporte y música puede asociarse con la sensación de bienestar.

Ayuda a conciliar el sueño: 

  • Está demostrado que la música baja la frecuencia y mejora el sueño de quien la escucha mientras duerme. 

Reduce la presión arterial:

  • Al escuchar sonidos relajantes en la mañana y la tarde, quienes padecen hipertensión pueden reducir su presión arterial. 

Acelera la recuperación después de un accidente cerebrovascular: 

  • Puede acelerar la recuperación de hemorragias o parálisis debilitantes.
  • Mejora la memoria verbal y la capacidad de atención.

Favorece la inmunidad: 

  • Según los científicos, la música puede crear una experiencia emocional positiva y profunda que conduce a la secreción de las hormonas de estimulación inmunitaria. Esto genera una reducción de los factores responsables de la enfermedad.
  • Reduce los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés. 

Aumenta el rendimiento de la memoria y el aprendizaje: 

  • La música de Mozart y la barroca, activan el cerebro izquierdo y derecho. Esta acción simultánea maximiza el aprendizaje y la retención de información.
  • Las actividades que se acoplan a ambos lados del cerebro, como tocar un instrumento y cantar, lo hacen más capaz de procesar información.

“Específicamente la ‘Sonata para dos pianos K-448’ quien la escucha, independiente de donde estemos (…) inmediatamente incrementas procesos cognitivos, memoria, aprendizaje, tranquilidad, se duerme mejor, se come mejor, se identifica mejor una situación problemática (…) tiene un efecto tan hermoso de sincronía de actividad neuronal que te tranquiliza y disfrutas mucho el día”, dijo Calixto al referirse al “Efecto Mozart”.

Mejora el movimiento y la coordinación del cuerpo: 

  • Reduce la tensión muscular, por lo que mejora la coordinación y el movimiento del cuerpo.
  • Contribuye al desarrollo, mantenimiento y restablecimiento de la función física en la rehabilitación de personas con trastornos del movimiento.

Ahora, imagina lo que puede hacer por ti la música combinada con el yoga.

 

Música relajante y yoga

Si la música tiene el poder de relajarte y ayudar a liberar tensiones en momentos de mucho estrés, entonces es un gran aliado para tu bienestar.

Ahora bien, existen diversos géneros que potencian la práctica de la meditación y refuerzan la sensación de relax y confort que te da el yoga.

Ya sean vibraciones, música zen, sonidos naturales o mantras, te ayudan en tu práctica a:

  • Mejorar los movimientos corporales,
  • Da mayor facilidad para dejar la mente en blanco y facilitar la meditación,
  • Aumenta el efecto relajante y calmante,
  • Ayudar a la inspiración y la concentración.

En este video de YouTube encontrarás música de alta vibración y energía positiva que te ayudará a aumentar el bienestar mientras trabajas, por ejemplo, o realizas alguna actividad en casa.

 


 

Namasté.

 

Redacción / Con información de Noticieros Televisa y mejorconsalud.com / Video: YouTube / Tanoterapia a 432 hz

Noticias relacionadas

SMN pronostica heladas en norte y centro del país

sábado 14 de diciembre de 2019

Subastan gafas de John Lennon en Londres

viernes 13 de diciembre de 2019

Accesibilidad